Daniela Cerdas E.. 13 marzo
Armando Guevara, administrador de Transportes Rafzar, incluso recibió un reconocimiento, con el logo del Ministerio de Educación Pública (MEP), por la donación realizada al colegio.
Armando Guevara, administrador de Transportes Rafzar, incluso recibió un reconocimiento, con el logo del Ministerio de Educación Pública (MEP), por la donación realizada al colegio.

La diputada Marlene Madrigal, del Partido Acción Ciudadana (PAC), denunció que la empresa Transportes Rafzar S.A, que brinda servicio a los estudiantes del CTP Guacará, en Río Claro de Golfito, donó al colegio un camión "nuevo de paquete" con la supuesta intención de ganar un contrato.

Madrigal manifestó que esto "demuestra que los transportistas usan una forma para poder ganarse a la Junta de Educación y a los directores de los colegios; haciéndoles dádivas, regalándoles viajes en los buses y que con eso han logrado obtener las rutas concesionarias".

"Es muy lamentablemente que después de tres años todavía estemos viendo esta práctica, que incluso la hacen de forma muy abierta. Realmente es muy lamentable que los funcionarios de ese colegio se van a ver muy involucrados, porque es evidente el tráfico de influencia", aseveró la legisladora.

Armando Guevara, administrador de Transportes Rafzar, incluso recibió un reconocimiento, con el logo del Ministerio de Educación Pública (MEP), por la donación realizada al colegio. Dicho documento fue firmado por Grace Beita, directora del Colegio Técnico Profesional (CTP) de Guaycará.

Madrigal envió una carta a la ministra de Educación, Sonia Marta Mora, en la que le solicitó investigar lo sucedido.

"Dicha donación fue agradecida por la institución con la entrega de un certificado de reconocimiento para la empresa donante, convirtiéndose esta práctica en un caso de corrupción; ya que la institución y los padres de familia podrían verse comprometidos a acceder el transporte de sus niños a esta empresa.

"Me parece que esta práctica ha sido muy usual en varios centros y por muchos empresarios quienes pagan la permanencia del servicio a cambio de favores como el antes mencionado", indicó la legisladora.

Consultado al respecto, Guevara indicó que ellos no donaron un camión si no un monto para la compra del vehículo. No quiso indicar de cuánto dinero se trata.

"No le veo nada de malo. El colegio está autorizado para recibir donaciones. Lo que se hizo fue la donación de un monto para comprar el camión debido a una solicitud que hizo la Junta. No es tráfico de influencias, es una donación", manifestó Guevara, cuya empresa también brinda transporte en el Liceo de Costa Rica.

La Dirección de Programas de Equidad del MEP indicó, por medio de su Departamento de Prensa, que iniciará una investigación sobre la supuesta relación que tendría esta donación con la asignación de una ruta de transporte.

Según el Ministerio, las Juntas de Educación son nombradas por los Consejos Municipales; tienen personería jurídica, patrimonio propio y responden por la administración de sus bienes.

"Como tal están autorizadas para recibir donaciones. Estas donaciones no deben generar un conflicto de interés, ni un beneficio indebido. El uso de los recursos públicos que hagan las Juntas está supervisado por el MEP y las municipalidades de su jurisdicción, y podría dar paso -de acuerdo a lo que arrojen los informes- a la destitución de los miembros involucrados de la Junta, a la apertura de procedimientos disciplinarios a funcionarios públicos, o hasta la remisión de alguna relación de hechos a las autoridades judiciales competentes", explicó la Dirección de Programas de Equidad.

El MEP explicó de que si se encuentra alguna anomalía en la concesión de ruta, se procedería con las acciones legales en contra del contratista y funcionarios presuntamente involucrados.

La Auditoría Interna del Ministerio ha advertido, desde el 2014, la falta de control de dicha cartera sobre el transporte de estudiantes y de los peligros que esto representa para los alumnos y para la misma institución.

El MEP realiza giros prácticamente a ciegas a los autobuseros, pues son los padres de familia o incluso alumnos mayores de edad, con ayuda de la junta de educación de los colegios, quienes contratan a los transportistas.

De acuerdo con el MEP, los padres o alumnos han contratado transportistas para 3.370 rutas, que benefician a 141.000 estudiantes. Otras 136 rutas, para 14.000 alumnos, fueron convenidas directamente, con los transportistas, por el Ministerio.