Ángela Ávalos. 22 septiembre
Solo el examen de bachillerato por madurez es esperado por unas 33.000 personas. Foto con fines ilustrativos.
Solo el examen de bachillerato por madurez es esperado por unas 33.000 personas. Foto con fines ilustrativos.

Con un máximo de diez alumnos por aula para respetar la distancia mínima de dos metros entre personas, y cada uno con su respectiva mascarilla. Así se realizarán las pruebas de bachillerato por madurez y otras pruebas de educación abierta a efectuarse entre octubre y diciembre próximos.

Son parte de los cambios que el Ministerio de Educación Pública (MEP) anunció la tarde de este martes, y que intentan cumplir los protocolos aprobados por el Ministerio de Salud para reducir el riesgo de contagio del nuevo coronavirus entre estudiantes y personal a cargo de la supervisión de las pruebas.

(Video) Pruebas nacionales durante pandemia

Algunos de los cambios más importantes afectarán la aplicación de las pruebas de educación abierta, las cuales se dividirán en cuatro fines de semana para evitar aglomeraciones, informó el MEP. Sucederá lo mismo para quienes deban presentar las pruebas de educación formal y abierta que tienen pendiente aprobar algún examen.

Además del aforo máximo de diez estudiantes por aula, los alumnos estarán obligados a presentarse una hora antes del examen.

Tampoco habrá padrón o listado de estudiantes, pues previamente se les informará adónde deben presentarse.

Los centros educativos deben cumplir con reglas de señalización, para promover el distanciamiento físico.

Quienes se presenten a hacer las pruebas, deben traer todo lo necesario para hacerlas: lápices, bolígrafos, borrador, calculadora. Estará prohibido compartirlos con otros.

Al finalizar la prueba, el estudiante podrá llevarse su folleto para evitar mayor contacto. Este folleto, que en el pasado quedaba bajo resguardo del MEP, sirve para posibles apelaciones.

Los estudiantes con síntomas de resfrío no podrán ingresar al centro educativo. Las pruebas se les reprogramarán a estas personas.

Solo para bachillerato por madurez hay unas 33.000 personas en espera.

También está la prueba extraordinaria para especialidades técnicas, el III Ciclo de la Educación General Básica Abierta, y la prueba extraordinaria de bachillerato para colegios técnicos y académicos, diurnos y nocturnos, y del plan de estudios de Educación de Adultos.

El MEP no suministró el dato de la cantidad total de aspirantes a esas evaluaciones.

En abril pasado y debido a la pandemia, la ministra Guiselle Cruz Maduro, anunció la suspensión de la llamada prueba FARO para cerca de 70.000 estudiantes de último año de secundaria.

Esa prueba sustituyó, en el 2019, el examen de bachillerato.