Daniela Cerdas E..   4 septiembre
En redes sociales, la Universidad Cristiana del Sur anunció la apertura de matrícula para el próximo cuatrimestre, a pesar de estar cerrada. Foto tomada de Facebook.

A pesar de haber sido cerrada por el Conesup, la Universidad Cristiana del Sur abrió matrícula desde el 2 de setiembre para las carreras de Derecho y Administración de Empresas.

Por esta razón, el Consejo Nacional de Educación Superior Privada (Conesup) les envió este martes una nota en la que les informó de que no podían recibir estudiantes hasta que el Consejo no les autorizara a reabrir la Universidad.

El centro de estudios, fundado por el exdiputado Justo Orozco, fue cerrado en setiembre del 2017 por aceptar estudiantes sin el título de bachillerato y contratar profesores sin estar incorporados al colegio correspondiente. Para entonces, ya el legislador no tenía ninguna relación con la casa de enseñanza.

El cierre se decretó por un año. Durante ese tiempo, para poder reabrir el recinto, la Universidad debía reparar las situaciones irregulares encontradas en cuanto a los docentes, poner en orden la documentación y presentar un informe al Conesup de los resultados de estas acciones.

Mario Sanabria, director del Conesup, informó de que este mismo martes advirtió a las autoridades de esa Universidad que el informe remedial para que se valore la apertura “no ha llegado ni en tiempo ni en forma” por lo que no pueden matricular estudiantes.

“Mientras el Consejo no tome un acuerdo, para que se reabra la Universidad, esta no puede abrir. El Consejo del Conesup tiene que autorizar la apertura, mientras eso no suceda, no está autorizada para aceptar matrícula”, indicó el funcionario.

El director de la Universidad, Danny Aguilar Espinoza, dijo que la sanción del cierre de ese centro se cumplía el pasado 1°. de setiembre. No obstante, con la nota que les envió el Conesup este martes, van a “suspender” la matrícula para el próximo cuatrimestre.

“La comunicación del Conesup es que nos abstengamos de la matrícula hasta que no haya comunicación del Consejo. Lo vamos a hacer, pero también vamos a ver el criterio jurídico de nuestros asesores a ver si no esperamos a abrir la matrícula hasta ese momento (cuando el Consejo resuelva) o tenemos el amparo legal para seguir”, indicó Aguilar.

Anomalías detectadas

El Departamento de Inscripción de Títulos del Conesup fue el responsable de la investigación que detectó las anomalías. Según la pesquisa, cinco docentes en ese centro impartieron asignaturas en la carrera de Derecho sin estar incorporados al Colegio de Abogados, pues ni siquiera son profesionales en esa área.

Además, tres estudiantes ingresaron a la Universidad sin tener el título de bachillerato de secundaria (entre ellos el exdiputado Óscar López, quien llevó 16 materias en Derecho), y otros seis se matricularon con un diploma falso, caso que el Conesup recomendó trasladar a la Fiscalía.

El Conesup también señaló que esa universidad no contaba con biblioteca ni laboratorio de cómputo; además, alquila las aulas en las instalaciones del Liceo Édgar Cervantes Villalta, en Hatillo.

En el 2012, la Fiscalía Adjunta de Fraudes allanó la Universidad Cristiana del Sur por la supuesta emisión de títulos falsos.

La denuncia fue interpuesta por el Colegio de Abogados, que señaló la aparente emisión de diplomas a personas que no cumplían con los requisitos académicos y que en ocasiones no asistían a los cursos.

Según el Colegio, la emisión de esos certificados se realizó en carreras de Derecho, Administración y Teología. La Fiscalía investigó también si la Universidad recibía pagos de ¢500.000 a cambio de los títulos.

El Conesup es un órgano adscrito al Ministerio de Educación Pública (MEP) con la función de regular y fiscalizar las universidades privadas.

Se creó el 21 de diciembre de 1981. En los 36 años que tiene de operar, aquella fue la primera vez que cerró un centro de enseñanza privado.