Irene Vizcaíno. 9 octubre
Los drones permiten mejorar las técnicas de suministro de insumos en las fincas. El interés del MEP es usarlos en los colegios técnicos. Foto: Pixabay
Los drones permiten mejorar las técnicas de suministro de insumos en las fincas. El interés del MEP es usarlos en los colegios técnicos. Foto: Pixabay

El contrato del Ministerio de Educación Pública (MEP) para comprar drones por ¢327 millones fue anulado por la Contraloría General de la República, al declarar con lugar un recurso de apelación presentado por una empresa competidora.

La “adquisición de drones, sensor multiespectral, equipo de levantamiento topográfico y navegador GPS”, fue adjudicado inicialmente a la Corporacion C S Sabanilla S. A.

Contra esa adjudicación, fue presentada una objeción por parte del Consorcio Geoinn-Geos (conformado por dos firmas), al considerar que la primera no cumplió con todas las especificaciones solicitadas, reclamo que acogió el órgano contralor.

“Se anula el acto de adjudicación al quedar acreditado un incumplimiento técnico por parte de la adjudicataria, referido a la no incorporación de cámara en el GPS del dron ofrecido, tal y como los solicitaba el cartel. Corresponde ahora al MEP valorar la oferta elegible (en este caso, la del apelante) para tomar una decisión al respecto de la licitación”, señala la Contraloría en un comunicado de prensa, divulgado este miércoles.

De acuerdo con la resolución, la propia empresa adjudicatoria reconoció que incumplió con el cartel al presentar una oferta de un equipo sin cámara y planteó cambiar el producto, por otro que sí la tenga. No obstante, advierte que eso elevará el precio.

“Así las cosas, de aceptar las modificaciones de la adjudicataria, además de dar por válido un incumplimiento expreso al pliego de condiciones, se estaría admitiendo una oferta con precio incierto, que ha sido modificada a conveniencia del adjudicatario. De acuerdo a todo lo anterior, considera esta Contraloría General de la República que existe un vicio en la oferta del adjudicatario que la convierte en inelegible, debiendo declarándose por lo tanto, con lugar este punto de su recurso”, señala.

La compra de drones por parte del Ministerio de Educación se convirtió en un tema polémico debido a una campaña de desinformación en redes sociales, según la cual, estos aparatos se utilizarían para vigilancia de estudiantes.

Asimismo, se cuestionó el hecho de que esos recursos se utilizaran en los aparatos en vez de usarlos para infraestructura educativa, aunque los costos no son comparables.

Incluso, la adquisición de estos equipos fue uno de los motivos de un pequeño grupo de estudiantes, sumado a algunos transportistas y sindicalistas para bloquear vías en junio pasado, así como exigir la salida del entonces ministro, Edgar Mora, quien finalmente presentó su renuncia el 1.° de julio.

Los equipos, según informó el MEP, los utilizarían 2.000 estudiantes que reciben agricultura de precisión en colegios técnicos, pues permiten establecer, en una parcela de cultivo, la cantidad correcta de insumos en el momento adecuado y en el lugar exacto. El MEP firmó con un convenio con la Universidad EARTH para capacitar a los jóvenes en el uso.