Daniela Cerdas E.. 20 julio
Estudiantes del Colegio Técnico de Talamanca mantenían cerradas las instalaciones del 27 de julio. Este viernes, se mantenían cerrados 9 colegios. Foto Raúl Cascante
Estudiantes del Colegio Técnico de Talamanca mantenían cerradas las instalaciones del 27 de julio. Este viernes, se mantenían cerrados 9 colegios. Foto Raúl Cascante

Haber participado en una protesta no es una razón por la cual se le pueda justificar a un estudiante no haber asistido a clases.

El Ministerio de Educación Pública (MEP) informó de que las ausencias correrán para los alumnos que se ausenten usando este motivo.

“Tienen que correr las ausencias porque no están asistiendo a clases. La persona docente tiene que pasar lista y reportar la asistencia. Las ausencias de esos alumnos quedan como injustificadas. Solo el padre de familia puede justificarla si el alumno es menor de edad. Si es mayor de edad, ellos mismos pueden justificarlas pero con las causas de justificación que están en el reglamento de evaluación”, explicó María Alexandra Ulate, directora de Desarrollo Curricular del Ministerio de Educación Pública (MEP).

Según el Reglamento de Evaluación de los Aprendizajes, se entiende por ausencia justificada aquella provocada por razón de fuerza mayor o caso fortuito imprevisible o ajena a la voluntad del estudiante que le impide presentarse al centro educativo o al lugar definido por el docente para cumplir con sus obligaciones habituales como estudiante.

Estas razones son enfermedad, accidente u otra causa de caso fortuito o fuerza mayor.

También se contempla ausencias justificadas por la enfermedad grave de encargados legales o hermanos o la muerte de algún familiar.

En caso de que un alumno se ausente injustificadamente, pierde puntos en las notas de las clases que lleva y el docente no tiene la obligación de reponerle la materia; además, pierde el puntaje de las clases vistas, exámenes o trabajos realizados.

Ulate aclaró que el estudiante no es un trabajador para ir a huelga. En el caso de los alumnos, aclaró que si tienen alguna disconformidad, ellos tienen derecho a espacios de diálogo y de consulta dentro del centro educativo.

“El MEP abrió 27 mesas de diálogo en todo el país, por varios días, y tomando en cuenta a los gobiernos estudiantiles”, manifestó la funcionaria.

Esta semana, el MEP realizó jornadas de diálogo con representantes estudiantiles de 11 direcciones regionales (Heredia, San José, Pérez Zeledón, Grande de Térraba y San Carlos).

Para la próxima semana, están programadas tres sesiones más en San José Oeste, Puntarenas y Turrialba.

En esas mesas de diálogo, el MEP aclara a los alumnos preguntas sobre educación dual, pruebas FARO y baños neutros. La desinformación sobre esos temas es lo que ha generado las protestas que han llegado a provocar el cierre de hasta 200 centros educativos, atizados por grupos sindicales.

Este viernes 19 de julio hubo cierres en 9 colegios.