Daniela Cerdas E.. 10 abril
La huelga contra la reforma fiscal en el sector educativo duró 87 días, Foto: Albert Marín.
La huelga contra la reforma fiscal en el sector educativo duró 87 días, Foto: Albert Marín.

El ajuste de notas que el Ministerio de Educación Pública (MEP) tuvo que hacer a los alumnos afectados por los tres meses de huelga, pareciera ser la explicación de la atípica reducción en el porcentaje de estudiantes que dejaron el sistema educativo al finalizar el año pasado.

Según el reporte del MEP, la exclusión o abandono de alumnos de secundaria pasó de 7,2% (26.290 estudiantes) en el 2017, a 3,5% (12.613 estudiantes) en 2018.

Mientras tanto en primaria, la exclusión pasó de 0,7% (3.023) en el 2017 y en el 2018 cayó a 0,2% (963).

El MEP atribuye esta inusual baja a la estrategia desarrollada durante el último trimestre del 2018, cuando casi la totalidad de docentes cesaron labores para protestar contra la reforma fiscal.

Entre las medidas adoptadas estuvieron la definición de seis escenarios para que los directores regionales, supervisores de circuito, directores de centros educativos y docentes lograran definir los promedios finales de cada estudiante. Un equipo de 80 profesionales visitaron las 27 direcciones regionales de educación para colaborar en el cálculo de notas finales.

“Temíamos que la principal consecuencia de la huelga fuera un aumento en las cifras de exclusión escolar en todos los niveles del sistema educativo, por esa razón nos dimos a la tarea de diseñar una estrategia integral para que eso no ocurriera y, ahora que tenemos datos estadísticos, podemos afirmar que el plan funcionó”, expresó Edgar Mora, ministro de Educación.

Otro aspecto que ayudó a mitigar la deserción fue que el MEP amplió el periodo de matrícula de este curso lectivo hasta marzo, un mes más de plazo.

“Sin ninguna duda, el planteamiento de seis escenarios para poder definir promedios finales ayudó a que los estudiantes permanecieran dentro del sistema. Muchos chicos suelen dejar las aulas si van mal antes de empezar el tercer trimestre, pero el mensaje que les enviamos fue: ‘no queremos que la huelga los afecte, queremos ayudarles’”, señaló María Alexandra Ulate, directora de Desarrollo Curricular del MEP.

En los últimos años, los porcentajes de exclusión escolar en primaria y secundaria muestran un “importante descenso”, manifestó Patricia Méndez, directora de la Unidad para la Permanencia, Reincorporación y Éxito Educativo (UPRE) del MEP.

Esa baja, añadió, se debe a que el país ha multiplicado los esfuerzos para mantener a los estudiantes en las aulas. En 2015, el porcentaje de deserción era de 9,2%.

Info web listo, copiar el código en verde en el espacio para html:

Atípico descenso

El abandono en las aulas tuvo una caída de 3.7 puntos porcentuales entre 2017 y 2018.

FUENTE: MEP.    || E.E. INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.