Por: Daniela Cerdas E..   18 febrero
Por año, a la UTN entran 3.800 alumnos de primer ingreso.

Álgebra, trigonometría y números reales serán algunos de los conocimientos de Matemáticas que recibirán a los alumnos de primer ingreso de la Universidad Técnica Nacional (UTN) a partir de este año.

La institución se vio obligada a reforzar los contenidos de esta materia que los estudiantes debieron haber visto en el colegio, debido a que el 60% de los alumnos nuevos que optan por una carrera de ingeniería reprueban las materias de áreas como matemáticas, química y física.

Las deficiencias con las que llegan en Matemáticas provocan que los universitarios reprueben en otras áreas como química y física. Por año, a la UTN entran 3.800 alumnos de primer ingreso.

Para Marcelo Prieto, rector de la UTN y presidente del Consejo Nacional de Rectores (Conare), en las universidades públicas hay una "seria preocupación" de las debilidades de alumnos que ingresan a la universidad en materias como Matemáticas y ciencias básicas.

A partir de este año, todos los estudiantes de primer ingreso cursarán, durante el primer cuatrimestre del año, un ciclo llamado Introductorio que está compuesto por un Módulo Nivelatorio para repasar dudas en Matemáticas que traen los alumnos del colegio. Además, se repasarán contenido de Inglés que se vieron en secundaria.

"Es una acción pedagógica dirigida a desarrollar las competencias y conocimientos que cada estudiante debería tener al iniciar la educación superior", dijo Dyalah Calderón, jefe del programa Éxito, sobre el Módulo Nivelatorio.

El ciclo Introductorio también contempla el Módulo Metacognitivo que permitirá el desarrollo de habilidades blandas en maneras de pensar (indagación, pensamiento crítico, argumentación científica y resolución de problemas), maneras de trabajar (trabajo colaborativo) y herramientas para trabajar (alfabetización digital).

"Todas estas habilidades requeridas por el sector productivo, la vida cotidiana y fundamental para el desarrollo de aprendizaje en los cursos universitarios", dijo Calderón.

En ninguno de los dos módulos se realizarán evaluaciones sumativas cuantitativas.

Otras deficiencias

El año pasado, este medio publicó que las deficiencias en redacción y ortografía con que los muchachos llegan a la enseñanza superior causaban "alarma" en las universidades.

Los jóvenes presentaban fallas en comprensión de lectura y ortografía. Dicha situación ha obligado a las casas de enseñanza a abrir cursos de nivelación en un intento desesperado por combatir los vicios.

En la UNA, por ejemplo, se imparten talleres dedicados a mejorar las destrezas en lectoescritura. En el 2016, unos 1.000 alumnos llevaron esos cursos, luego de ser referidos por profesores.

Las universidades privadas también implementaron cursos de emergencia.

La mayoría de los especialistas apuntan a que estos vicios son arrastrados por los jóvenes desde la escuela y que empeoran por la falta de lectura.

Para Guillermo Malavassi, rector de la Universidad Autónoma de Centroamérica (UACA) y exministro de Educación (1966 a 1969), los fundamentos de redacción, ortografía y comprensión de lectura se aprenden en primaria y, difícilmente, hay tiempo para corregir deficiencias en secundaria, y mucho menos, en la universidad.