Legisladores debatieron por tres horas permiso de atraque de buques de guerra, sin votarlo, y no pudieron avanzar en proyectos previstos para hoy

Por: Aarón Sequeira 3 diciembre, 2015
El diputado Mario Redondo dice que los controles del Gobierno son débiles ante el abuso en el cobro de incapacidades. Lo escucharon Gerardo Vargas y Jorge Arguedas, del Frente Amplio. | GRACIELA SOLÍS.
El diputado Mario Redondo dice que los controles del Gobierno son débiles ante el abuso en el cobro de incapacidades. Lo escucharon Gerardo Vargas y Jorge Arguedas, del Frente Amplio. | GRACIELA SOLÍS.

Poco después de las 6:30 p. m., los diputados rompieron el cuórum en la sesión del plenario de la Asamblea Legislativa, con lo que incumplieron sus propios acuerdos de avance para hoy.

En la reunión de los jefes de fracción, esta mañana, se había previsto la votación del permiso de atraque de buques en el marco del convenio de patrullaje conjunto antinarcotráfico con Estados Unidos, así como la aprobación de tres proyectos de ley y el avance en el trámite de otras iniciativas.

Sin embargo, poco antes de las 7 de la noche y tras varios minutos en que se avisó a diputados fuera del salón plenario que hacía falta gente para continuar con la sesión, el cuórum se quebró.

La legislación establece que el plenario legislativo solo puede funcionar si hay más de 38 congresistas dentro. A la hora en que la segunda prosecretaria del Directorio, Natalia Díaz, pasó lista, solamente había 36 parlamentarios.

El plenario inició labores alrededor de las 3 p. m. y aunque el acuerdo de los jefes de fracción era no usar demasiado la palabra en el debate sobre el permiso de atraque, legisladores de varios partidos, entre ellos el libertario Otto Guevara y Mario Redondo, hicieron discursos sobre temas totalmente alejados de la discusión de fondo.

Ese debate duró tres horas. En el tintero quedaron los proyectos de ley sobre pensiones de exdiputados y una reforma a la Ley de Radio, entre otros.

Según Rafael Ortiz, hubo varios congresistas que se fueron retirando del plenario y con eso se debilitó el cuórum. Además, hay otros diputados que están fuera del país, de viaje.

La ruptura del cuórum se da poco despues de que los jefes de las nueve fracciones hubieran acordado adelantar la salida a vacaciones del Congreso, del 22 de diciembre al 18, pese a lo pactado desde junio