Proyecto de ley establece reducción de gastos directos por cerca de ¢62.000 millones; iniciativa pasará al plenario de la Asamblea para su votación final

Por: Aarón Sequeira 14 abril, 2015
En la Comisión de Asuntos Hacendarios del Congreso se discuten los proyectos de presupuesto del Gobierno. | MELISSA FERNÁNDEZ
En la Comisión de Asuntos Hacendarios del Congreso se discuten los proyectos de presupuesto del Gobierno. | MELISSA FERNÁNDEZ

Los diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios de la Asamblea Legislativa aprobaron esta tarde el dictamen positivo del Segundo Presupuesto Extraordinario del 2015, que establece recortes a los gastos del Gobierno por ¢62.000 millones.

El presidente del foro, el diputado Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC), explicó que, en la comisión, se aplicaron dos cambios sobre la propuesta original del Poder Ejecutivo.

El primero fue la eliminación de una partida para capitalizar al Banco Nacional con ¢40.000 millones, para afrontar una supuesta deuda del Estado con la entidad. Los diputados establecieron que, mientras los tribunales no se pronuncien sobre esa deuda, no se incluye en los movimientos presupuestarios.

En el segundo caso, Ottón Solís explicó que la iniciativa de reducción de gastos le quitaba ¢4.900 millones al presupuesto del Poder Judicial, pero una moción suya incrementó ese monto en ¢1.524 millones más, para un total de recorte por aproximadamente ¢6.400 millones.

A este Segundo Presupuesto Extraordinario, para modificar el plan de gastos en ejecución, se opusieron los diputados del Frente Amplio en Hacendarios, Gerardo Vargas y José Ramírez, quienes promovieron mociones para quitar varias de las rebajas propuestas por el Ejecutivo, bajo el argumento de que afectan varios programas sociales del gobierno de Luis Guillermo Solís.

Tras el dictamen positivo del proyecto de ley, la iniciativa pasará a discusión y votación en dos debates en el plenario de la Asamblea Legislativa. El Reglamento legislativo establece que, a partir del ingreso de un presupuesto a la agenda del plenario, los diputados tienen un mes para su votación en segundo debate.

"Estoy ciento por ciento de acuerdo, lástima que no son los ¢300.000 millones que yo había propuesto, pero esto sí va en la dirección correcta. Me parece positivo.

Aparte de esta reducción, el Gobierno tiene resultados interesante en cuanto a reducción de gastos superfluos, según información que me ha dado el viceministro de Egresos, José Francisco Pacheco", dijo Ottón Solís.