Michelle Campos. 25 marzo
Manifestación semanas atrás por el agua en La Carpio. Foto cortesía para La Nación
Manifestación semanas atrás por el agua en La Carpio. Foto cortesía para La Nación

Cada madrugada entre palanganas y baldes, vecinos de La Carpio, en La Uruca, San José, recolectan agua para las labores de cada día; el servicio llega a eso de la 1 a. m., pero se va tan solo dos o tres horas después.

Sus habitantes también temen por la recolección de la basura, pues el contrato que realizó la Municipalidad de San José con las empresas Ebi Berthier y Transportes Campos para darles el servicio vencerá la próxima semana.

“Nosotros estamos pidiendo que nos regulen el servicio del agua, pues a algunos pocos les llega, pero a otros no; además, solicitamos que no nos dejen de recolectar la basura”, explica Alicia Avilés, presidenta de una de las asociaciones de desarrollo de La Carpio.

Según Avilés, su temor por la carecencia de servicios aumenta con la llegada de la pandemia del Covid-19.

“Parece que se burlan de nosotros, estamos cansados de pelear, solo queremos que nos ayuden”, señaló la dirigente comunal.

Johnny Araya, alcalde de San José, indicó a La Nación que el contrato de recolección de basura fue renovado, y que el servicio de la recolección de basura se los seguirá dando las empresas Ebi Berthier y Transportes Campos hasta el mes de julio; luego de esa fecha, la municipalidad se encargará.

Araya argumentó que así se le informó a la comunidad mediante una carta.

El nuevo contrato fue firmado entre las partes el 16 de marzo del 2020.

En cuanto al servicio del agua, Alicia Avilés alega que, como los terrenos donde viven no les pertenecen a ellos, sino al Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), los personeros de Acueductos y Alcantarillados (AyA) les ponen trabas.

Yamileth Astorga, presidenta ejecutiva del AyA, dijo no estar enterada de la falta de agua que viven los habitantes de La Carpio.

“Desde que yo ingrese aquí al AyA, La Carpio tiene todo un sector en el cual las familias tienen su título de propiedad y dado que la ley nuestra que dice que nosotros tenemos que darle agua a la propiedad, el agua se le da al dueño de la propiedad y todas las familias que están ahí regulares” señaló la jerarca.

Astorga señaló que, debido a esto, no es posible que se les pueda brindar el servicio a quienes no poseen las escrituras de la propiedad donde habitan.

Además, agregó que como la comunidad ha crecido en zonas donde no se pueden extender los ramales de las tuberías ni servidores porque son zonas informales.

“La Carpio ha sido un caso difícil. Ahí hay un proceso que se lleva con el Ministerio de Vivienda y con otras instituciones porque hay que hacer un ordenamiento, pues la comunidad sigue creciendo incluso hacia el cañon del río (Virilla), donde por un tema de riego no les podemos dar servicio” añadió Yamileth.

Asimismo, manifestó que les ha llegado reportes de que, en esa comunidad josefina, se están haciendo conexiones ilegales a las tuberías del AyA.

En cuanto a los racionamientos de agua, estos se realizan en distintos cantones y distritos de el Gran área Metropolitana, debido a la disminución de agua en las nacientes por la llegada de la época seca.

La presidenta del AyA indicó que se pondrá en contacto con la comunidad para atender la situación que están atravesando.

Carta de renovación del contrato para recoleccion de la basura de La Carpio, firmada entre Johnny Araya y la empresa recolectora el día 16 de marzo del 2020.
Carta de renovación del contrato para recoleccion de la basura de La Carpio, firmada entre Johnny Araya y la empresa recolectora el día 16 de marzo del 2020.