22 junio, 2003
 El auto en el que viajaba el congresista César Augusto Díaz Flores, un Hyundai gris, permanece en Rivas, Nicaragua, como parte de las evidencias del tráfico de siete kilos de heroína obtenidas por la policía. PRUEBA. | DIARIO LA PRENSA DE NICARAGUA / LA NACIÓN
El auto en el que viajaba el congresista César Augusto Díaz Flores, un Hyundai gris, permanece en Rivas, Nicaragua, como parte de las evidencias del tráfico de siete kilos de heroína obtenidas por la policía. PRUEBA. | DIARIO LA PRENSA DE NICARAGUA / LA NACIÓN

El diputado hondureño del Parlamento Centroamericano (Parlacen) César Augusto Díaz Flores fue detenido antenoche por la policía nicaragüense en el puesto fronterizo de Peñas Blancas, con siete kilos de heroína en su auto.

La captura se produjo poco después de que Díaz se opuso en territorio costarricense a que su vehículo fuera registrado por los oficiales antidrogas.

El diputado puso en marcha el vehículo, embistió la “aguja” de madera y se introdujo por la fuerza en Nicaragua.

Un acompañante del diputado, de apellido Oseguera, supuestamente hondureño, fue apresado por la policía tica después de que Díaz, en la huida, lo abandonó en el puesto de Migración de Peñas Blancas.

Al revisar el carro en que viajaba Díaz, un automóvil Hyundai gris placas CD 044, la policía de Nicaragua encontró una maleta personal con siete tacos cargados de heroína.

El diputado, de 50 años de edad y de profesión agrónomo, permanecía anoche en la cárcel de Rivas.

En una declaración que rindió ante las autoridades, negó que el cargamento de heroína fuera suyo y culpó a dos orientales que lo acompañaban, pero quedaron en Costa Rica.

Sin embargo, el ministro de Seguridad tico, Rogelio Ramos, señaló que los dos ciudadanos chinos fueron dejados en libertad por falta de evidencias.

Díaz es uno de los 20 diputados de Honduras ante el Parlamento Centroamericano, con sede en Guatemala. Pertenece al opositor Partido Liberal.

Según el ministro Ramos, el diputado fue abordado por oficiales antidrogas ticos en Peñas Blancas, quienes le indicaron que inspeccionarían el vehículo. Empero, el congresista se negó amparándose en la inmunidad diplomática.

Entonces, los oficiales se comunicaron por teléfono con Ramos para que este les indicara cómo proceder.

Visto bueno

Ramos dijo ayer a La Nación que él autorizó a los oficiales para realizar la inspección del auto pues el comportamiento del congresista era “muy sospechoso”.

Un oficial antidrogas subió al automóvil mientras otro policía se ubicó en el asiento trasero.

Pero, Díaz puso en marcha el auto, hizo varios disparos al aire para intimidar y embistió y destrozó la “aguja” del puesto fronterizo.

De inmediato se dio un forcejeo con los agentes ticos, quienes lograron desarmarlo mientras el carro se estrellaba contra la “aguja” de hierro del puesto de Nicaragua.

Allí fue apresado por las autoridades de esa nación.

Según las agencias de noticias AP y ACAN-EFE, en una rueda de prensa en Tegucigalpa el presidente del Parlamento Centroamericano, Porfirio Lobo, advirtió ayer que no protegerá al diputado hondureño.

“Hay que castigar a quien se coloque fuera de la ley porque todos debemos respetarla”, manifestó.

El trasiego de heroína por Costa Rica ha ido en aumento desde hace algunos años.

En lo que va del 2003 la Policía de Control de Drogas (PCD), del Ministerio de Seguridad Pública, ha decomisado 69,5 kilos de esa droga.

El miércoles anterior dos costarricenses fueron capturados con 20 kilos de heroína en Changuinola, Bocas del Toro, Panamá.

Se trata de Diego Manuel Grijalba, de 18 años de edad, y Léster Duarte Castellón, de 33.

En ese caso la droga llegó a una terminal de Changuinola en un autobús y fue entregada a los ticos por un tercer individuo.

Colaboró el redactor Sergio Arce.