1 abril, 2002

Durante los pasados carnavales de Puntarenas, en febrero, se hizo evidente que de no ampliarse el tramo de carretera de 3 kilómetros denominado La Angostura, este se convertirá en cualquier momento en una trampa.

A criterio del alcalde local, Eduardo Morales Meza, este sector es un cuello de botella para la ciudad y resulta hasta riesgoso pues en las pasadas fiestas un choque en ese sector ocasionó un embotellamiento por más de tres horas.

"La ciudad se paralizó por horas y sencillamente si alguna persona hubiera tenido una emergencia, un ataque cardíaco, por ejemplo, se hubiera muerto sin poder ser trasladada hasta el hospital porque ningún carro se movía", recalcó el funcionario.

La propuesta municipal, que es secundada por la comunidad y la Cámara de Turismo de Puntarenas, es que les permitan utilizar el tramo que actualmente ocupa la línea férrea que ya no se utiliza, rellenarla con asfalto y crear un nuevo carril.

"Ya la gente del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) nos respondió que constitucionalmente es imposible, por eso solicitamos el apoyo del Ministro de Obras Públicas, para que nos dé una respuesta", insistió el Alcalde.

Ya existe una comisión interinstitucional para empezar un proyecto que pretende abrir un carril más en ese sector.

"Es urgente, desde hace mucho tiempo cada vez que hay un accidente o un choque en La Angostura toda la ciudad de Puntarenas se bloquea", dijo el presidente de la Cámara de Turismo de la zona, Miguel Gómez.

En camino

Ante las solicitudes y tras vivir en carne propia el atascamiento, el ministro de Obras Públicas y Transportes, Carlos Castro, manifestó que ya trabajan en un solución temporal.

Castro explicó que se elaboran los planos y trabajos necesarios para iniciar en este mes de abril la construcción de un tercer carril de ingreso al puerto.

"No se tocaría la línea del ferrocarril, aunque hay que destacar que ni el gobierno local ni las fuerzas vivas de la provincia están interesadas en reactivar el ferrocarril hasta el puerto. Lo que la comunidad quiere, y en eso estoy totalmente de acuerdo, es que La Angostura pase de dos a cuatro carriles", manifestó el funcionario.

Para este trabajo, de un carril adicional, el Instituto Costarricense de Electricidad se hará cargo del acomodo de postes y el valor de toda la obra podría ascender a los ¢100 millones.

"Que quede claro que es una solución temporal, porque en realidad este tramo es una trampa mortal.

Cuando eso se embotella de ahí no puede salir nadie. Lo ideal es que el próximo gobierno trabaje en el proyecto de cuatro carriles", puntualizó el ministro Castro.

Por su parte, Gómez manifestó que la urgencia se debe a la cantidad de turistas afectados, sobre todo los fines de semana.