23 marzo, 2004

El precandidato liberacionista Antonio Álvarez retó ayer a su rival, el expresidente Óscar Arias, a un debate público sobre el plan de reforma fiscal que se tramita en el Congreso.

Álvarez –quien fue ministro de Gobernación y de Agricultura en el gobierno de de Arias– instó al exmandatario a que explique por qué apoya el plan fiscal impulsado por el Gobierno del presidente Abel Pacheco.

“Don Óscar debe defender por qué propone bajar los impuestos a los ricos y subirlos a los sectores populares y a la clase media. Yo lo reto a que públicamente debatamos la reforma fiscal”, agregó el aspirante presidencial.

Álvarez dio las declaraciones luego que Arias, en una entrevista publicada por La Nación, pidió a Álvarez que presente su propio plan tributario a la Asamblea Legislativa.

“Pero criticar sin proponer nada me parece poco serio y poco responsable”, afirmó Arias, quien aspira a un segundo mandato.

El exgobernante (1986-1990) ha pedido, en varias ocasiones, a los diputados del Partido Liberación Nacional (PLN) que respalden el proyecto de Ley de pacto fiscal y reforma fiscal estructural enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso.

El exministro reiteró que desde hace varias semanas hizo llegar a los legisladores su propuesta de reforma tributaria.

“Don Óscar, no tenga miedo de plantear sus ideas frente al país y confrontarlas con las mías”, manifestó Álvarez.

Álvarez dijo que el exmandatario debe discutir sus ideas con “humildad y transparencia”.

Caracoles y águilas

Comentó que ahora conoce a “un nuevo Óscar Arias muy arrogante, que no quiere dar la cara frente al electorado”.

En la misma entrevista, Arias aseguró que un 80 por ciento o más de los liberacionistas apoyará su aspiración presidencial.

Y agregó: “Dos no pelean si uno no quiere, yo no voy a debatir con nadie (...) Es decir, las águilas habitan en las cumbres y cometerían un gravísimo error si bajan al fango a pelear con los caracoles”.

Consultado sobre esta última afirmación, Álvarez expresó: “Si los caracoles somos la mayoría en el país, sí me siento como un caracol. Si don Óscar no quiere acercarse a esos costarricenses, creo que es una posición irrespetuosa hacia el ciudadano común”.

También dijo que Arias demostraba un nuevo estilo de hacer política.

“Está preocupado solo por las águilas que habitan en los sectores altos de nuestra sociedad. Yo definitivamente sí estaré con los caracoles y no puedo representar a las águilas”, expresó.

El exministro aprovechó para criticar la actitud del expresidente de no hacer giras y recorrer las comunidades del país.

“Me parece que está marcando una lejanía con el pueblo”, afirmó.

Arias confirmó el jueves pasado que luchará por la candidatura presidencial del PLN para las elecciones del 2006, y que aspira a regresar al Gobierno.