8 junio, 2008
Los interesados en ese tipo de cirugías deben informarse bien sobre la idoneidad de los médicos.( Imagen con fines ilustrativos. Quienes aparecen en ella no tienen ninguna relación con el tema del reportaje ). | ARCHIVO

Un grupo de 50 médicos generales se está animando a hacer cirugías plásticas sin contar con el entrenamiento necesario.

Estas personas realizan procedimientos como implantes mamarios, abdominoplastías y liposucciones en condiciones que elevan el riesgo de complicaciones para los pacientes.

Dicho grupo se promociona como médicos estéticos o cirujanos estéticos.

Pero esta especialidad no está autorizada por el Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica, según confirmó su vicepresidente, Marco Antonio Salazar .

Quince de esos médicos fueron identificados por la Asociación Costarricense de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética, la cual publicó el domingo 30 de marzo un campo pagado en la prensa.

La Asociación dice tener evidencias de que esos colegas ejercen la especialidad sin contar con un título universitario ni el visto bueno del Colegio de Médicos.

“Como no tienen título universitario van a cursos de tres días y les dan un título y ellos creen que esto puede sustituir las largas horas de trabajo, de guardia, de cirugías, exámenes y de pruebas que tiene una especialidad universitaria”, expresó Giovanni Montoya, presidente de la Asociación.

La Asociación de Cirujanos Plásticos presentó tres denuncias formales contra esos colegas en el Colegio de Médicos. En los próximos días, presentará otras dos.

De los restantes 35, la Asociación ha recibido informes, pero aún no tienen suficientes pruebas para denunciarlos.

Aunque la Asociación indicó que la mayoría de “intrusos” son médicos generales, también halló profesionales como odontólogos.

Daniel Rojas Campos, uno de los médicos citados por los cirujanos plásticos y miembro de la Asociación de Medicina Estética, manifestó que el próximo año se iniciarían las gestiones ante el Colegio para aprobar esta especialidad.

“No puedo hablar por los otros, pero sí por mi persona y le puedo decir que yo no tengo ninguna demanda puesta en la Corte. Nadie me ha demandado. En mis procedimientos no tengo complicaciones”, aseveró Rojas.

Medidas. El Ministerio de Salud conoce la situación. Debido a ello, incluirá nuevos requisitos en el reglamento de permiso sanitario de funcionamiento.

Marco Antonio Salazar admitió que el Colegio de Médicos ha sido débil en el control y sanción de estas situaciones. Agregó que la junta directiva actuará contra quienes ejercen ilegalmente la Medicina.

“Tenemos dos caminos: uno, presentar denuncias ante la fiscalía (Ministerio Público). El otro, es iniciar un proceso administrativo por incumplimiento al código de moral y ética médica contra quienes lo transgredan”, dijo Salazar.