Ultraortodoxos judíos se alzan... contra las armas

Rabinos opuestos a que estudiantes de los textos sagrados vayan al Ejército

Jerusalén. Los ultraortodoxos judíos se han rebelado contra una ley de servicio militar obligatorio que pondrá fin en Israel a más de 60 de exenciones automáticas, y prometen dar la batalla antes de abandonar su ultraconservador estilo de vida, dedicado en exclusiva al estudio de la tora .

“A todos aquellos que piensan en el mal de apartar de la tora a nuestros estudiantes, el Todopoderoso confundirá sus ideas, desmerecerá sus pensamientos y dará su represalia”, prometió en su último sermón el prominente rabino Ovadia Yosef, máximo líder espiritual de los judíos sefardíes.

En un lenguaje rabínico plagado de metáforas y amenazas divinas, el líder espiritual del judaísmo oriundo de la España medieval y de los países árabes se sumó a sus colegas askenazíes (de origen centroeuropeo) en la tajante oposición a que sus jóvenes abandonen el estudio de los textos sagrados para servir en el Ejército.

Todos por parejo. Una demanda contemplada en el proyecto de ley que prepara el gobierno del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para un “reparto equitativo” de la obligación de la seguridad, según un fallo del Tribunal Supremo, que tachó de “discriminatoria” la ley de exenciones del 2002.

La “histórica revolución en el tema del alistamiento”, como ya la definen algunos políticos porque terminaría con unas exenciones que comenzaron con la fundación del Estado de Israel, en 1948, exigirá una cuota mínima de reclutas a partir del 2016.

De los 8.000 jóvenes ultraortodoxos en edad militar, 3.200 deberán ir a filas, 2.000 prestarán algún tipo de servicio social y otros 1.000 quedarán exentos por razones médicas o psicológicas, calculó la comisión que prepara la ley, que será de aplicación gradual durante tres años.

Otros 1.800 serán declarados “estudiantes prodigio ” de la tora y seguirán su formación rabínica de forma indefinida, a diferencia de sus compañeros, que a los 21 años deberán alistarse.

El Gobierno israelí espera aplicar esta fórmula a partir del próximo agosto si no hay obstáculos políticos que la torpedeen, aunque en su última reunión, el domingo, la comisión responsable se topó con los intereses electorales de los partidos de la coalición.

Para aprobarla, el partido ultraderechista Israel Beitenu exige una legislación similar de servicio civil para la minoría árabe, mientras que el ministro de Defensa, Moshé Yaalón (del partido derechista Likud, el principal de la coalición de gobierno) instó a eliminar la obligatoriedad en la prestación del servicio militar.

“O hay equidad en la obligación de la seguridad o el Gobierno se vendrá abajo” , amenazó el dirigente del partido Yesh Atid y ministro de Finanzas, Yair Lapid.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.