3 agosto, 2016

Londres

Una mujer murió y varias personas más resultaron heridas la noche de este miércoles en un ataque con cuchillo en el centro de Londres, anunció la policía, que estudiaba el caso como un posible acto terrorista.

El ataque ocurrió en Russell Square, Londres, a eso de 10:30 p. m., hora local.
El ataque ocurrió en Russell Square, Londres, a eso de 10:30 p. m., hora local.

El autor del ataque, cometido en la céntrica Russell Square, poco antes de las 10:30 p. m. (hora local), fue detenido con ayuda de un taser (arma de electrochoque).

Según la Policía londinense, hasta seis personas sufrieron heridas en el ataque y una de ellas falleció antes de la llegada de los socorristas. Hasta el momento se desconocía estado de los heridos y la naturaleza de las lesiones.

"La pista terrorista es una de las posibilidades estudiadas en este momento", precisaron las autoridades en un comunicado.

La policía acordonó el escenario del ataque, situado no lejos del Museo Británico, constató una periodista de la AFP.

La policía científica levantó una carpa cerca del parque de Russell Square mientras empezaban a llegar los medios.

El jefe de la policía de Londres, sir Bernard Hogan-Howe, advirtió este domingo contra la eventualidad de un ataque terrorista en el Reino Unido.

"En tanto que encargado de prevenir tal ataques, sé que les gustaría que los tranquilizara. Pero mucho me temo que no podré hacerlo del todo", añadió Hogan-Howe en respuesta a los temores expresados después de los ataques terroristas en Francia y Alemania.

"Nuestro nivel de amenaza es 'severo' desde hace dos años. Así va a seguir. Esto significa que un ataque es altamente probable. Podemos decir que se trata de saber cuándo, no si" se producirá, agregó.

El nivel de amenaza terrorista fue aumentado de 4 en una escala de 5 en agosto de 2014 en el Reino Unido, lo que significa que un atentado se considera "altamente probable".

En diciembre de 2015, después de los atentados de París el mes anterior (130 muertos), la policía metropolitana de Londres anunció que iba a equipar a más agentes con armas de mano y semiautomáticas, así como con pistolas Taser de descargas eléctricas.