AFP. 8 enero
Josu Ternera fotografiado en junio del 2019 en Lyon, Francia.
Josu Ternera fotografiado en junio del 2019 en Lyon, Francia.

París. El Tribunal de Apelaciones de París dio este miércoles su visto bueno a la extradición a España del etarra Josu Ternera por el atentado contra una casa cuartel de la Guardia Civil, en 1987, y pidió información adicional a España sobre otras tres causas pendientes.

Su abogada, Laure Heinich, anunció inmediatamente después de la audiencia que recurrirá la decisión sobre la extradición ante el Tribunal Supremo francés.

Aunque este rechace el recurso, Madrid deberá esperar un decreto del gobierno francés para que el etarra sea entregado.

El atentado de Zaragoza provocó la muerte de 11 personas, entre ellos seis menores.

El Tribunal de Apelaciones francés aplazó hasta el 4 de marzo su decisión sobre otra orden de extradición y dos euroórdenes que el etarra tiene pendientes, y pidió información adicional a Madrid sobre los hechos de los que se le acusa y las condiciones de prescripción.

Para la defensa, España reclama a Josu Ternera porque es un "símbolo" para la organización separatista vasca ETA, pero habría varias irregularidades en las solicitudes españolas, en particular sobre una posible prescripción de los hechos.

Además del atentado de Zaragoza, Madrid pidió su extradición con su presunta implicación en el asesinato en 1980 de un ejecutivo de la empresa Michelin en España.

José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, alias Josu Ternera, fue detenido el 16 de mayo de 2019 en los Alpes franceses tras casi 17 años de clandestinidad.

A Ternera se le consideró el ideólogo de la estrategia del terror emprendida en los años 1980 por ETA, disuelta en mayo del 2018. El histórico dirigente de la banda armada estuvo en la cúpula de la organización durante años.

Al etarra se le atribuye la adopción de la estrategia de atentados con coches bomba en los años 1980, los más mortíferos en la historia de ETA, con la que querían forzar a negociar al gobierno español.