AFP. 9 marzo
El juicio esta dirigido por cinco magistrados y es contra contra hombres acusados ​​de asesinato. Los sospechosos están en libertad. Foto AFP
El juicio esta dirigido por cinco magistrados y es contra contra hombres acusados ​​de asesinato. Los sospechosos están en libertad. Foto AFP

Amsterdam. La justicia holandesa abrió este lunes el proceso contra cuatro sospechosos, ausentes en el banquillo, acusados de haber provocado la explosión en 2014 del vuelo MH17 sobre Ucrania que mató a las 298 personas a bordo.

El juez Hendrik Steenhuis declaró abierta la audiencia inicial en el tribunal Schiphol, en las afueras de Ámsterdam y cerca del lugar de donde había despegado el Boeing que fue alcanzado en pleno vuelo por un misil BUK de fabricación soviética.

Los rusos Serguéi Dubinski, Igor Guirkin y Oleg Pulatov, así como el ucraniano Leonid Kharchenko, cuatro altos mandos de los separatistas prorrusos del este de Ucrania, están acusados de homicidio y de haber provocado de manera deliberada la caída del avión.

Como ni Rusia ni Ucrania extraditan a sus ciudadanos inculpados en el extranjero, los sospechosos no estarán presentes en este juicio que puede durar hasta cinco años. Serán entonces juzgados en rebeldía.

Día muy importante

Para los familiares de las víctimas, que luchan desde hace más de cinco años para que “se haga justicia”, se trata de un “día muy importante”.

"Es el primer día en el que nos van a decir lo que pasó, quién era responsable, por qué fue derribado el avión", afirmó Piet Ploeg, presidente de una asociación de víctimas holandesas, que perdió a su hermano, su cuñada y su sobrino en la catástrofe.

El Boeing 777 de Malaysian Airlines, que realizaba el enlace Ämsterdam-Kuala Lumpur el 17 de julio de 2014, fue impactado sobre la zona donde se desarrollaba el conflicto armado entre las fuerzas ucranianas y los separatistas prorrusos. Las 298 personas a bordo, entre ellas 196 holandesas, murieron.

Los cuatro sospechosos están acusados por la fiscalía holandesa de haber llevado el sistema de misiles antiaéreos BUK a Ucrania, aunque este haya sido accionado por otras personas aún no identificadas.

Parcialidad

El equipo internacional de investigadores, liderado por Holanda, estableció en mayo de 2018 que el avión fue derribado por un misil proveniente de la 53 brigada antiaérea rusa basada en Kursk (sudoeste).

Tras esas revelaciones, Holanda y Australia, que perdió a 38 de sus ciudadanos en la tragedia, acusaron abiertamente a Rusia por lo ocurrido.

Rusia ha negado siempre con vehemencia cualquier implicación y culpa a Ucrania.

La portavoz de la diplomacia rusa, Maria Zajárova, acusó el viernes a Holanda de intentar "presionar al tribunal".

Los cuatro acusados corren el riesgo de ser condenados a cadena perpetua.

El más conocido de ellos, Igor Guirkin, era uno de los principales comandantes de los separatistas al inicio del conflicto, y desmiente toda implicación en la tragedia.

Los investigadores no descartan nuevas inculpaciones en el futuro.

A mediados de noviembre revelaron el contenido de conversaciones telefónicas que mostraban “vínculos estrechos” entre los sospechosos y altos responsables rusos, entre ellos Vladislav Surkov, influyente consejero del presidente Vladimir Putin.