15 enero, 2017
La canciller Angela Merkel y el presidente el Parlamento Europeo, Martin Schulz durante una reunión en Bruselas, en noviembre del 2012.
La canciller Angela Merkel y el presidente el Parlamento Europeo, Martin Schulz durante una reunión en Bruselas, en noviembre del 2012.

Bruselas, Bélgica

El Parlamento Europeo elegirá este martes a su nuevo presidente, una elección clave para las instituciones comunitarias en la que los euroescépticos podrían tener la llave ante la división reinante en la tradicional "gran coalición" de fuerzas europeístas.

"El tiempo de la gran coalición terminó", aseguró en un debate entre los siete candidatos el aspirante socialdemócrata Gianni Pittella, en referencia al tradicional pacto entre su grupo y el Partido Popular Europeo (PPE), y en menor medida los liberales, para repartirse los puestos clave.

El sucesor del socialdemócrata alemán Martin Schulz presidirá el Parlamento en la segunda parte de una legislatura marcada por las negociaciones de divorcio entre la Unión Europea (EU) y Reino Unido. De cumplirse los plazos estimados, los eurodiputados tendrán la última palabra en el 2019 sobre un eventual acuerdo con los británicos.

El conservador Antonio Tajani (PPE), exvocero del exmandatario italiano Silvio Berlusconi, se perfila como favorito, al ser el candidato del grupo más numeroso, si bien la actual elección con voto secreto es la primera reñida desde 1979, cuando se escogió por primera vez a los diputados por sufragio universal.

El PPE considera que le corresponde presidir la Cámara, tras cinco años de Schulz, y denuncia la "traición" de sus socios por romper un pacto del 2014 que estipulaba el apoyo entonces de la derecha a la continuidad del alemán, a cambio del voto de los socialistas al candidato conservador en la segunda parte de legislatura.

"Todos los que no cumplen este acuerdo son responsables de la influencia creciente de los populistas en esta casa", dijo el martes Manfred Weber, líder del PPE, mientras que los socialdemócratas buscan evitar el monopolio conservador en las tres altas instituciones de la UE: Comisión, Consejo y Parlamento.

Año relevante

La referencia al populismo no es intrascendente. Además del inicio de las negociaciones del brexit (la salida del Reino Unido de la UE) el 2017 vendrá marcado por elecciones en países fundadores del proyecto europeo como Holanda, Francia y Alemania, donde las formaciones antieuropeas y ultraderechistas están en auge.

Y, en la elección del presidente de la Eurocámara, los propios grupos euroescépticos podrían previsiblemente ser los encargados de decantar la balanza entre el candidato conservador y socialdemócrata, aunque durante el proceso puede haber cambios y renuncias.

Para ganar, un candidato debe obtener la mayoría absoluta en alguna de las tres primeras rondas de votaciones. En la cuarta, en la que solo se presentan los dos aspirantes con más votos en la ronda anterior, se necesita únicamente obtener más sufragios que su rival.