AFP. 19 abril
Personal forense retiró el cuerpo del presunto homicida de una estación de servicio en la ciudad canadiense en Enfield, Nueva Escocia, este domingo 19 de abril del 2020.
Personal forense retiró el cuerpo del presunto homicida de una estación de servicio en la ciudad canadiense en Enfield, Nueva Escocia, este domingo 19 de abril del 2020.

Halifax, Canadá. Un hombre armado de 51 años mató al menos a 13 personas, incluyendo a una policía, en Nueva Escocia, Canadá, antes de ser encontrado muerto este domingo tras horas de persecución, en una de las peores matanzas de las últimas décadas en el país.

“No tenemos un balance final”, dijo el portavoz de la Policía Chris Leather en una conferencia de prensa. “Es una cifra de al menos 10. Casi seguramente serán más de 10”.

Poco después, la responsable nacional de Gendarmería Real de Canadá (GRC, Policía Federal), Brenda Lucki, declaró a varias televisoras que el balance era de al menos 13 muertos.

"Puedo anunciar que hay 13 víctimas por el instante, además del sospechoso, que murieron", indicó, señalando que el tiroteo no tiene a priori características de terrorismo.

Las motivaciones del presunto autor de los disparos, Gabriel Wortman, de 51 años, deben aún ser esclarecidas por la investigación.

“Es demasiado pronto para hablar de la motivación” del homicida, expresó Leather, encargado de investigaciones criminales de la GRC de Nueva Escocia. “Al parecer, al menos en parte, actuó de forma aleatoria”, añadió.

Varias víctimas “no parecen tener ningún vínculo con el tirador”, comentó.

Tiroteo y persecución

El tiroteo comenzó a última hora del sábado en la pequeña localidad de Portapique, a un centenar de kilómetros de la capital provincial, Halifax. Numerosos cuerpos fueron hallados enfrente y dentro de una casa donde la Policía acudió tras recibir avisos de disparos.

El presunto autor de esas muertes huyó ante la llegada de la Policía, lo que desencadenó una amplia búsqueda de unas 12 horas en toda la provincia para hallarlo. Las autoridades pidieron a la gente que permaneciera en sus casas.

El hombre, quien era técnico dental según los medios canadienses, huyó utilizando varios vehículos, entre ellos uno parecido a un coche de la Policía. Además, vestía elementos de un uniforme de agente, confirmó el portavoz Leather.

“La búsqueda del sospechoso terminó esta mañana cuando el sospechoso fue ubicado. Y puedo confirmar que ha fallecido”, indicó Leather este domingo sin dar más precisiones.

Otro portavoz señaló que el tirador murió a raíz de la intervención de un agente.

Una policía pereció el domingo y otro uniformado resultó herido, precisaron las autoridades.

Ataque muy mortal

Esta masacre podría ser la más mortífera en Canadá desde 1989, cuando un hombre mató a 15 mujeres en Montreal.

"Me he enterado con tristeza del acto de violencia sin sentido que ha sido perpetrado en Nueva Escocia y le ha costado la vida a numerosas personas, incluida la de una miembro de la Gendarmería Real de Canadá", declaró el primer ministro, Justin Trudeau, en un comunicado.

“Tenemos el corazón roto hoy”, escribió en Facebook Jenny Kierstead, cuya hermana, Lisa McCully, murió en el tiroteo el sábado por la noche. “Nuestras condolencias para los otros miembros de la familia que se ven afectados por esta tragedia. Gracias por su apoyo, es un día difícil”, añadió.

Oficiales de la Real Policía Montada de Canadá rodearon al sospechoso en una estación de servicio en Enfield, Nueva Escocia, este domingo 19 de abril del 2020.
Oficiales de la Real Policía Montada de Canadá rodearon al sospechoso en una estación de servicio en Enfield, Nueva Escocia, este domingo 19 de abril del 2020.