AFP. 23 julio
Varias personas trataban de auxiliar a una mujer herida en el atentado terrorista en las Ramblas de Barcelona, el 17 de agosto del 2017. AFP
Varias personas trataban de auxiliar a una mujer herida en el atentado terrorista en las Ramblas de Barcelona, el 17 de agosto del 2017. AFP

Barcelona. La Fiscalía española solicita entre 8 y 41 años de prisión para los tres investigados por el doble atentado que causó 16 muertos en agosto del 2017 en Cataluña (noreste), según un documento al que tuvo acceso la AFP este jueves.

El principal acusado es Mohamed Houli Chemlal, sobreviviente de una detonación en la casa donde la célula preparaba explosivos, para quien la Fiscalía pide 41 años de cárcel por los delitos de pertenencia a organización terrorista, fabricación y tenencia de explosivos y conspiración para causar estragos.

Demanda 36 años por los mismos delitos para Driss Oukabir, quien alquiló la furgoneta que protagonizó el atropello múltiple en las Ramblas de Barcelona, y 8 años por colaboración con organización terrorista para Said Ben Iazza, quien prestó su furgoneta y su documentación a la célula.

Chemlal y Oukabir, junto a otros seis jóvenes de origen marroquí afincados en el tranquilo pueblo de Ripoll (100 km al norte de Barcelona), son señalados de haber formado parte de una célula que buscaba cometer atentados, reclutados por el imán Abdelbaki Es Satty, fallecido en la explosión de la casa.

Según el tribunal instructor de la causa, la célula quería perpetrar "varios atentados de grandes dimensiones mediante el uso de artefactos explosivos", con posibles objetivos tales como la torre Eiffel, los estadios del FC Barcelona y del Real Madrid y la Alhambra de Granada (sur de España).

Pero la explosión accidental de su arsenal los hizo improvisar los ataques en Barcelona y Cambrils del 17 y 18 de agosto de 2017, que dejaron 16 muertos y 140 heridos.

Tanto el conductor de la furgoneta que arrolló a gran velocidad a personas que paseaban por las turísticas Ramblas de Barcelona como otros cinco cómplices, que atropellaron y acuchillaron a varios transeúntes en Cambrils, fueron abatidos por la policía.

El juicio debe comenzar este año en una fecha aún por definir.