Agencia AFP. 22 julio

Kabul. Un atentado suicida provocó al menos 14 muertos y 50 heridos en el aeropuerto internacional de Kabul este domingo, cuando pasaba el convoy del general y jefe de guerra Abdul Rashid Dostum, quien volvió a su país después de un año en el exilio.

La explosión de un kamikaze en la entrada del aeropuerto dejó al menos “14 muertos y 50 heridos”, según un último balance del portavoz de la policía de Kabul, Hashmat Stanikzai.

Las fuerzas de seguridad afganas ayudan a un colega herido después de un ataque suicida en Kabul. AFP
Las fuerzas de seguridad afganas ayudan a un colega herido después de un ataque suicida en Kabul. AFP

Tan pronto se escuchó la explosión tuvieron que evacuar el lugar altos funcionarios del gobierno, líderes políticos y seguidores de Dostum, que habían organizado un recibimiento triunfal para el influyente jefe de guerra uzbeko que regresó de Turquía.

Dostum, vestido de traje occidental, con lentes de sol, quien viajaba en un vehículo blindado, resultó ileso, dijo su portavoz, Bashir Ahmad Tayanj. El atacante se hizo explotar entre la multitud cuando pasaba el convoy del general.

Personal de seguridad afgano monta guardia junto a camaradas heridos en el sitio de un ataque cerca del aeropuerto internacional de Kabul, en Kabul, Afganistán. AFP
Personal de seguridad afgano monta guardia junto a camaradas heridos en el sitio de un ataque cerca del aeropuerto internacional de Kabul, en Kabul, Afganistán. AFP

El atacante suicida estaba a pie, dijo el portavoz del ministerio del Interior, Najib Danish, y agregó que entre las víctimas había civiles, incluido un niño, y miembros de las fuerzas de seguridad.

Dostum, quien está vinculado a una serie de abusos contra los derechos humanos en Afganistán, fue recibido como una celebridad cuando descendió del avión fletado que lo trasladó desde Turquía, donde vivía desde mayo de 2017.

Sólo él puede detener protestas

Su regreso estuvo rodeado de especulaciones y provocó protestas violentas en varias provincias en el noreste de Afganistán, región considerada su base de poder tradicional.

Miles de seguidores de Dostum salieron a las calles en las últimas semanas, obligaron al cierre de centros electorales y de gobierno, y bloquearon autopistas para exigir la liberación de un líder de la milicia progubernamental y pedir el regreso de Dostum.

El primer vicepresidente afgano, un ex caudillo uzbeco, el general Abdul Rashid Dostum, y miembros de su séquito desembarcaron al llegar al aeropuerto internacional de Kabul en Kabul, Afganistán. AFP
El primer vicepresidente afgano, un ex caudillo uzbeco, el general Abdul Rashid Dostum, y miembros de su séquito desembarcaron al llegar al aeropuerto internacional de Kabul en Kabul, Afganistán. AFP

Las noticias del regreso de Dostum poco calmaron los ánimos, y los manifestantes juraron este domingo que continuarán las protestas hasta que el líder de la minoría étnica uzbeka les diga lo contrario.

“Nosotros no confiamos en el gobierno. Continuaremos nuestras protestas a menos que el general Dostum nos pida que paremos”, dijo a la AFP Ehsanulá Qowanch, líder de las manifestaciones en la provincia de Faryab.

El avión en el que llegó Dostum fue fletado especialmente por el gobierno afgano para trasladarlo desde Ankara. El general Abdul Rashid Dostum, jefe de guerra del norte de Afganistán y primer vicepresidente del país, está acusado de haber violado a un rival a fines de 2016.

Había dejado el país en mayo de 2017 para evitar a la justicia y sus intentos por regresar habían fracasado hasta ahora.