AFP. 30 abril
Agentes especiales de la Policía alemana retiraron cajas del centro Imán Mahdi, en la ciudad de Muenster, este jueves 30 de abril del 2020.
Agentes especiales de la Policía alemana retiraron cajas del centro Imán Mahdi, en la ciudad de Muenster, este jueves 30 de abril del 2020.

Berlín. El gobierno alemán anunció el jueves la prohibición de todas las actividades del poderoso movimiento chiita libanés del Hezbolá en su territorio, algo que reclamaban Estados Unidos e Israel, y ordenó registros en varias mezquitas.

Hasta ahora solo estaban prohibidas las actividades de la rama militar del Hezbolá, considerado como un movimiento terrorista por los países de la Unión Europea (UE). No lo estaban, en cambio, las de su brazo político, que a menudo organizaba manifestaciones o acciones antisraelíes.

El ministro del Interior Horst Seehofer “prohibió hoy (jueves) la actividad de la organización terrorista chiíta Hezbolá en Alemania”, informó uno de sus portavoces, Steve Alter, en Twitter.

“Desde el alba se llevan a cabo varias acciones policiales en diferentes regiones”, contra establecimientos vinculados al movimiento, agregó.

Se trata principalmente de la mezquita Al Irshad en Berlín, constató un periodista de la AFP, donde unos 15 vehículos de policía estaba estacionados cerca y donde se podía ver a agentes encapuchados entrar y salir del edificio.

También se realizaron acciones en Bremen (norte) y en Munster (oeste), así como en un “centro para inmigrantes libaneses” en Dortmund (oeste), según los medios de prensa alemanes Der Spiegel y Bild.

Varios cientos de policías en total fueron movilizados.

El porqué de la medida

“El Hezbolá es una organización terrorista que ha cometido un gran número de atentados y secuestros en el mundo”, justificó el ministro alemán del Interior en el diario Bild.

"Sus actividades ilegales y la preparación de sus atentados se desarrolla también en suelo alemán", añadió Horst Seehofer.

El Hezbolá "cuestiona el derecho a la existencia de Israel y exhorta a menudo a su destrucción mediante la violencia", y el Estado alemán se fijó como prioridad desde la Segunda Guerra Mundial defender al Estado hebreo, insistió.

El movimiento Hezbolá no solo es el enemigo jurado de Israel y un aliado clave de Irán y del régimen de Damasco, sino un actor político importante en Líbano.

El "partido de Dios" fue creado en 1982 a iniciativa de los Guardianes de la Revolución iraníes, tras la ocupación israelí del sur de Líbano.

Su combate contra Israel, unido a una sólida red de ayudas sociales, lo convirtió en un partido muy popular en Líbano, especialmente dentro de la comunidad chiita (30% de la población en el país).

Presencia en Alemania

En Alemania, Hezbolá tendría un millar de miembros que, según las autoridades alemanas, colectan dinero para la organización, reclutan simpatizantes y organizan manifestaciones contra Israel.

El ministro de Relaciones Exteriores israelí, Israel Katz, estimó que "se trata de una decisión muy importante, de una etapa importante y significativa en la lucha global contra el terrorismo". Expresó igualmente su "profunda gratitud" al gobierno alemán.

Agentes especiales de la Policía ingresaron al centro Imán Mahdi, en Muenster, Alemania, este jueves 30 de abril del 2020.
Agentes especiales de la Policía ingresaron al centro Imán Mahdi, en Muenster, Alemania, este jueves 30 de abril del 2020.

“Estoy convencido de que varios gobiernos en Oriente Medio, así como miles de víctimas del terror del Hezbolá celebran esta decisión”, añadió el ministro, y exhortó a “los demás países europeos” y a la UE a seguir los pasos de Alemania.

Por su parte, el embajador de Estados Unidos en Alemania, igualmente director interino de los servicios de inteligencia estadounidenses, Richard Grenell, celebró la prohibición y consideró que el "Hezbolá no puede ser autorizado a utilizar Europa como refugio para apoyar el terrorismo en Siria y en todo Oriente Medio".

En una declaración transmitida a la AFP, Grenell también pidió “a los demás países de la Unión Europea a tomar medidas similares” y a “prohibir el Hezbolá en su totalidad”.