AFP. 2 febrero
Agentes policiales en Streatham High Road, en el cruce de Woodbourne Road, el 2 de febrero del 2020, después de que la Policía disparara a un hombre tras recibir informes de personas apuñaladas en la calle. Foto: AFP
Agentes policiales en Streatham High Road, en el cruce de Woodbourne Road, el 2 de febrero del 2020, después de que la Policía disparara a un hombre tras recibir informes de personas apuñaladas en la calle. Foto: AFP

Londres. Un ataque con cuchillo “de naturaleza islamista” en una calle comercial en el sur de Londres dejó este domingo tres heridos, incluido uno grave, según la Policía que mató a tiros al atacante quien llevaba lo que parecía un cinturón de explosivos pero resultó ser falso.

Dos de los heridos fueron apuñalados por el agresor, que fue abatido por la Policía. El tercer herido es como consecuencia de la proyección de cristales por los disparos de la Policía.

El autor del ataque, perpetrado hacia las 2 p.m. (hora en Londres), llevaba “un dispositivo fijado a su cuerpo”, señaló la Policía metropolitana, confirmando el testimonio reunido por AFP. Sin embargo, agregó, “rápidamente se estableció que era falso”.

"El incidente fue declarado de naturaleza terrorista y creemos que es de naturaleza islamista", dijo la misma fuente en otro comunicado.

El autor del ataque había sido condenado a prisión por distribuir en las redes material de propaganda de Al Qaeda, reveló el diario The Guardian. A su vez la cadena televisiva Sky News dijo que el hombre había salido de la cárcel el mes pasado tras cumplir la mitad de su condena a tres años.

El primer ministro Boris Johnson prometió anunciar el lunes "cambios fundamentales" con respecto al tratamiento de los autores de actos terroristas.

El gobierno conservador ya había anunciado un endurecimiento legislativo luego del ataque reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico que dejó dos muertos a fines de noviembre en el Puente de Londres, en el centro de la capital británica.

‘Machete’ y disparos

La calle en la que se produjeron los hechos fue acordonada por la policía, que mantuvo a los peatones a varios metros de distancia, constataron periodistas de la AFP en el lugar. Algunas tiendas cerraron antes de lo habitual, y un helicóptero sobrevolaba la zona.

El propietario de una peluquería de la calle afirmó haber visto a policías de paisano persiguiendo a alguien. "Dispararon tres veces (...). Permaneció con vida varios minutos, pude ver cómo movía la cabeza".

"Llevaba una chaqueta", agregó Karker Tahir, que precisó que la policía le pidió a sus clientes que dejaran el lugar "por la puerta de atrás en caso de explosión".

Un testigo contó a la agencia de prensa PA que vio a un hombre con un machete, perseguido por otro vestido de civil. "Le dispararon. Creo que oí tres disparos", dijo el estudiante, de 19 años.

Un oficial forense trabaja en Streatham High Road, en el sur de Londres, el 2 de febrero del 2020, luego de que la Policía matara a tiros a un hombre tras recibir informes de personas apuñaladas en la calle. Foto: AFP
Un oficial forense trabaja en Streatham High Road, en el sur de Londres, el 2 de febrero del 2020, luego de que la Policía matara a tiros a un hombre tras recibir informes de personas apuñaladas en la calle. Foto: AFP

En unos videos publicados en redes sociales, se veía a un grupo de agentes que parecían apuntar contra alguien, apostados detrás de un vehículo camuflado. Rápidamente, llegaron vehículos de la Policía.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, dio las gracias a la policía y a los servicios de socorro. "Los terroristas quieren dividirnos y destruir nuestro estilo de vida. En Londres, nunca les dejaremos conseguirlo", declaró el alcalde en un comunicado divulgado en su cuenta de Twitter.

Londres fue escenario de varios ataques en los últimos años. A finales de noviembre, un ataque con un cuchillo dejó dos muertos en el Puente de Londres, en el centro de la capital británica, antes de que el agresor fuera abatido por la policía.

El autor del atentado, reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), Usman Khan, de 28 años, había estado detenido en el pasado por hechos de terrorismo, pero quedó en libertad cuando cumplió la mitad de su condena. Estaba participando en el lugar de los hechos en un programa de rehabilitación para exdetenidos.