13 abril, 2005
 El presidente colombiano, Álvaro Uribe (centro), el hondureño, Ricardo Maduro (der.), y el expresidente chileno Eduardo Frei, el domingo en Japón.
El presidente colombiano, Álvaro Uribe (centro), el hondureño, Ricardo Maduro (der.), y el expresidente chileno Eduardo Frei, el domingo en Japón.

Tegucigalpa. AFP. El Gobierno de Estados Unidos está preocupado por la supuesta llegada a Honduras de terroristas de Oriente Medio y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), aseguró el agregado político de la embajada de Washington en Tegucigalpa, Francisco Palmieri.

"Estamos preocupados por esos grupos de terroristas, si andan en Colombia o en Oriente Medio, y nos preocupa que estén llegando a Honduras para buscar armas con el fin de fortalecer su terrorismo", expresó el diplomático norteamericano en declaraciones publicadas ayer en la prensa local.

Autoridades hondureñas vienen denunciando desde el año pasado que supuestos miembros de la red terrorista de Osama bin-Laden, al-Qaeda, habrían llegado a este país centroamericano para conectarse con las pandillas juveniles y buscar formas de ingresar a territorio de Estados Unidos.

También las autoridades hondueñas sostienen que miembros o contactos de la FARC están intercambiando drogas por armas en este país centroamericano.

En marzo pasado, la policía capturó a dos supuestos contactos de la FARC, los que aún están presos en La Entrada Copán, 350 km al noroeste de Tegucigalpa, en una operación coordinada con las autoridades colombianas.

Las detenciones de estas personas son "una clara indicación de que las FARC cada día están más desesperadas en sus actividades y estamos muy agradecidos por la actuación de Honduras contra ese terrorismo", afirmó Palmieri.