AFP . 13 febrero
El presidente Xi Jinping y su homólogo estadounidense, Donald Trump, Foto: AFP/Archivo
El presidente Xi Jinping y su homólogo estadounidense, Donald Trump, Foto: AFP/Archivo

Pekín. El presidente chino, Xi Jinping, recibirá esta semana a la delegación estadounidense llegada a Pekín para negociar una salida a la guerra comercial abierta entre las dos potencias económicas, afirmó este miércoles el diario hongkonés South China Morning Post (SCMP).

Xi se reunirá el viernes con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el representante para el Comercio, Robert Lighthizer, precisó el rotativo, citando fuentes próximas al caso.

Aún así, este miércoles no habían sido confirmadas estas informaciones.

Los dos negociadores de Washington prevén discutir el jueves y el viernes en Pekín con sus homólogos chinos.

El miércoles, Mnuchin afirmó a la prensa china en Pekín que esperaba unas "reuniones productivas" con sus interlocutores.

En una reunión celebrada a principios de diciembre en Argentina, Xi Jinping y el presidente estadounidense, Donald Trump, fijaron como plazo límite el 1.° de marzo para llegar a un acuerdo negociado.

Después de esa fecha, los aranceles aduaneros sobre el equivalente a $200.000 millones en importaciones anuales chinas aumentarán del 10% al 25%.

Sin embargo, el martes Donald Trump apuntó que podría darle a China un plazo suplementario "si estamos cerca de un acuerdo".

Según el mandatario estadounidense, las "cosas marchan bien" en las negociaciones.

Una delegación de altos funcionarios estadounidenses empezó el lunes en Pekín unas negociaciones preliminares antes de las conversaciones del jueves y el viernes.

Estas discusiones siguen a las que el mes pasado se llevaron a cabo en Washington, que dieron pie a una entrevista entre Liu He y el presidente estadounidense, Donald Trump.

Estas negociaciones insuflaron optimismo, pero la semana pasada Washington advirtió que queda "todavía mucho trabajo" antes de que las dos primeras potencias económicas del mundo logren superar sus múltiples diferendos.

Washington exige que China ponga fin a prácticas consideradas injustas, como la transferencia forzada de tecnologías estadounidenses, el “robo” de propiedad intelectual estadounidense, la piratería y los subsidios masivos a empresas estatales chinas para hacerlas líderes nacionales.