Agencia AP. 11 agosto
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, instó a la población a no sentirse amedrentada por la presión económica ejercida por Estados Unidos, el sábado 11 de agosto de 2018. AP
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, instó a la población a no sentirse amedrentada por la presión económica ejercida por Estados Unidos, el sábado 11 de agosto de 2018. AP

Estambul. El presidente de Turquía acusó este sábado a Estados Unidos de librar una “guerra económica” contra su país, la cual considera es la explicación a las actuales dificultades que afronta el país.

En un discurso en Rize, una provincia en el noreste, el mandatario Recep Tayyip Erdogan dijo que los dólares, los euros y el oro “son las balas, los proyectiles y los misiles que se están usando en esta guerra económica contra nuestro país” .

Erdogan le prometió a la multitud que su gobierno está tomando medidas para proteger a la economía “pero la prioridad es romper las manos que están disparando estas armas” .

“Las tasas de interés deberían mantenerse al mínimo porque son una herramienta de explotación que empobrece a los pobres y enriquece a los ricos”, dijo Erdogan.

Las declaraciones de Erdogan se produjeron un día después de que la lira turca, en dificultades desde hace varios días, viviera un viernes negro con una caída de 16%, acelerada por el anuncio estadounidense de una fuerte alza de los aranceles a las importaciones.

El Banco central ha desafiado la presión en las últimas semanas para subir las tasas de interés frente a la alta inflación y el colapso de la moneda turca.

"Si ellos tienen el dólar, nosotros tenemos a Alá", lanzó Erdogan, invitando a los turcos a no ponerse nerviosos ante la subida de la divisa estadounidense.

También instó a los turcos a demostrar su solidaridad cambiando sus reservas escondidas de oro o de divisas por liras turcas para ganar la “guerra de la independencia”.

Turquía no tolerará amenazas

Este mismo sábado, Erdogan juró que responderá a las “amenazas” de Estados Unidos en relación al pastor norteamericano, Andrew Brunson, detenido en Turquía.

“Es malo atreverse a poner a Turquía de rodillas con amenazas relativas a un pastor”, lanzó el dirigente turco en Unye, a orillas del mar Negro. “íQué vergüenza!

íQué vergüenza! Cambian a su socio estratégico de la OTAN por un sacerdote”, agregó.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el viernes que duplicaba los aranceles para el acero y el aluminio procedentes de Turquía, aumentando todavía más la presión sobre la economía del país.

Erdogan aseguró que se conformaría a la ley en el caso del pastor Brunson. "No hemos hecho hasta ahora concesiones en materia de justicia y no las vamos a hacer nunca", dijo.

La Casa Blanca anunció que las nuevas sanciones a Turquía empezarán a aplicarse el 13 de agosto.

En el ámbito militar, Estados Unidos dispone de una importante base en Incirlik, en el sur del país. Actualmente se utiliza como centro de operaciones contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).