AFP . 16 abril
El presidente Trump arremetió una vez más contra el informe de Mueller, a dos días de su publicación. Foto: AFP.
El presidente Trump arremetió una vez más contra el informe de Mueller, a dos días de su publicación. Foto: AFP.

Washington. Cuando faltan dos días para la publicación del informe sobre la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses del 2016, el presidente estadounidense, Donald Trump, volvió a insistir este martes en que la verdadera víctima de la investigación es él.

“Es la mayor estafa política de nuestra historia”, dijo en Twitter, reiterando el mensaje de que la pesquisa es un intento secreto de lastrar su presidencia.

La investigación del fiscal especial Robert Mueller, que duró dos años, se centró en el alcance de los intentos de Rusia de interferir en las elecciones y si la campaña de Trump estaba coludida con Moscú para obtener una ventaja sobre su rival, Hillary Clinton.

Según el resumen difundido por el fiscal general, William Barr, Trump fue exonerado de los cargos de colusión.

“Si los grandes medios fueran honestos, y no lo son, esta historia sería algo mucho más grande y más importante que Watergate”, dijo Trump en referencia al escándalo político de la década de 1970 que terminó con la presidencia de Richard Nixon.

Según los extractos difundidos por Barr, no hay indicios sobre que Trump hubiera intentado obstruir la justicia, aunque el mismo fiscal general dijo que Mueller no llegó a conclusiones categóricas en este punto.

Este jueves se publicará el informe casi íntegro, con algunas porciones tachadas por motivos de seguridad.

Pese a que Trump ha celebrado repetitivamente que el documento lo exonera totalmente, a medida que se acerca la publicación, ha adoptado una posición muy combativa.

“¡No hubo colusión ni obstrucción!”, dijo en otro tuit de la serie matinal, en la que pidió a sus casi 60 millones de seguidores que leyeran una columna del autor conservador Andy McCarthy que critica la investigación en una tribuna del diario The New York Post.

“Una lectura obligada”, opinó el presidente estadounidense.