AFP y Sofía Chinchilla. 18 enero

San Salvador. Un tribunal de El Salvador ordenó este viernes la detención provisional del expresidente Mauricio Funes, un fiscal y un periodista acusados de varios delitos por revelar información secreta, se informó oficialmente.

El juzgado Quinto de Paz de San Salvador, ordenó el arresto de Funes, de 58 años y asilado en Nicaragua, del exfiscal Diego Balmore Escobar y del periodista costarricense Lafitte Fernández Rojas, por “revelación de hechos, actuaciones o documentos secretos por empleado oficial en perjuicio de la administración pública”, consignó un comunicado judicial.

El expresidente Mauricio Funes y parte de su familia se encuentran asilados en Nicaragua. Foto: AP
El expresidente Mauricio Funes y parte de su familia se encuentran asilados en Nicaragua. Foto: AP

El 4 de enero fue presentado el requerimiento contra los procesados, y el fiscal del caso manifestó que habían presentado las diligencias recolectadas y que “contaban con los elementos necesarios” para establecer la existencia del delito y “participación delictual” de los involucrados.

A Funes, Escobar y Fernández se les acusa de haber revelado el documento Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS) que alertaba sobre supuestas operaciones financieras del extinto expresidente Francisco Flores.

Por complicaciones de salud, Flores falleció el 30 de enero del 2016 en un hospital mientras era juzgado bajo arresto domiciliar por el supuesto desvío de unos $15 millones que fueron donados por Taiwán para los damnificados de los dos terremotos de 2001.

A solicitud de la Fiscalía el caso del ROS tiene desde este viernes "reserva total”, precisó el comunicado judicial.

Funes ya tiene otras dos órdenes de detención: una girada por por otro tribunal el 27 de junio, por el supuesto desvío de $351 millones durante su gestión, y otra, de noviembre pasado, por nuevos delitos de corrupción.

Sin embargo, el exmandatario se encuentra en Nicaragua, asilado por el gobierno del izquierdista Daniel Ortega desde setiembre del 2016, cuando dejó el país tras considerarse un perseguido político y afirmar que su vida corría peligro.

El Juzgado Sétimo de Instrucción de San Salvador solicitó en octubre a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) iniciar el trámite para pedir a las autoridades de Nicaragua la detención y extradición de Funes.

Lafitte Fernández: ‘Lo que da es pena por el sistema de justicia de El Salvador’

Fernández, quien reside en Costa Rica, asegura que los cargos se le imputan de forma incorrecta e injustamente. El comunicador alega que los delitos por revelación de hechos solo son atribuibles a empleados públicos, mientras que él reveló el documento desde su función como periodista.

Según el comunicador, los documentos revelados llegaron a sus manos por medio de una fuente judicial interesada en que se diera a conocer la verdad sobre el desvío del dinero. Así fue como difundió la información en el Diario 1, medio digital salvadoreño del que era el director en el momento en que salieron a la luz las informaciones.

“Defíname un delito que mande a una cárcel a un periodista que dice la verdad, por armar un escándalo que involucra a un expresidente y que además él llegue y confiese que es cierto, que sí recibió ese dinero. Lo que da es pena por el sistema de Justicia de El Salvador”, declaró Fernández.

El periodista explicó el proceso judicial se encuentra en una fase preliminar, en la que ni siquiera se han evaluado las pruebas. Aseguró que está dando poderes a sus abogados en El Salvador para que emprendan su defensa legal.

Además, anunció que solicitará el apoyo de distintas organizaciones, como el Colegio de Periodistas de Costa Rica.

Fernández dijo mantenerse orgulloso de que su trabajo periodístico haya revelado las presuntas operaciones financieras del expresidente Francisco Flores.

“No estoy huyendo ni voy a salir huyendo y voy a poner la cara, porque yo no le veo ninguna posibilidad a esto, ninguna, por más atrasado que sea El Salvador”, dijo el periodista.

Información actualizada a las 3.30 p. m. con las declaraciones de Lafitte Fernández.