AFP. 19 enero
El expresidente peruano Alberto Fujimori es atendido en la Clínica Centenario en Lima, después de que un tribunal peruano anulara el indulto humanitario que le otorgó en diciembre pasado el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski. Foto: AFP
El expresidente peruano Alberto Fujimori es atendido en la Clínica Centenario en Lima, después de que un tribunal peruano anulara el indulto humanitario que le otorgó en diciembre pasado el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski. Foto: AFP

Lima. Un tribunal peruano ordenó al Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) buscar una prisión adecuada para que el expresidente Alberto Fujimori, internado en una clínica, continúe con su condena tras la anulación del indulto que recibió en diciembre del 2017, informó este sábado el Poder Judicial.

“La Corte Suprema oficiará al Inpe, el lunes para que señale en un plazo de 48 horas el establecimiento penal donde el sentenciado Alberto Fujimori continúe con su tratamiento ambulatorio, tal como lo recomienda la junta médica”, indica un Twitter del Poder Judicial.

Según una resolución de la Corte Suprema, se ordena al Inpe que elabore en dos días “un informe para determinar en cuales establecimientos penitenciarios, que cumplen con las condiciones requeridas, podrá ser internado Fujimori”, indica el dictamen del Poder Judicial, publicado por el Instituto de Defensa Legal (IDL).

El tribunal emitió el viernes la resolución con las conclusiones de una junta médica que el miércoles evaluó a Fujimori, de 80 años, y determinó que se encuentra estable y puede recibir un tratamiento ambulatorio.

Los médicos indicaron que si se cumplen una serie de condiciones, Fujimori, internado en una clínica de Lima desde el 3 octubre, puede volver a un centro penitenciario.

“La junta médica es clara. Dice que está estable, no dice que está curado. Porque todos los resultados que han revisado al paciente Fujimori indican que es un paciente de riesgo”, dijo al canal N de televisión, Alejandro Aguinaga, médico de cabecera del exmandatario (1990-2000).

"Por eso señalan al Inpe que busque un penal que reúna las condiciones para poder asistir sanitariamente al presidente", indicó Aguinaga.

El expresidente está hospitalizado desde el 3 de octubre en la clínica peruano japonesa Centenario, cuando sufrió una descompensación en su casa luego que un tribunal anuló un indulto que ordenó su retorno a prisión.

Fujimori pidió a las autoridades que no lo envíen de regreso a prisión, pues eso significará una “condena a muerte” para él.

La Corte Suprema debe decidir en los próximos días una apelación de Fujimori para que se revoque la resolución que revirtió su indulto.

Fujimori, de origen japonés, pasó Navidad por segundo año consecutivo en la clínica Centenario. En diciembre de 2017 lo indultó el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski, cuando estaba hospitalizado por una crisis hipertensiva.

Fujimori purgaba una sentencia de 25 años de prisión por las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), donde un escuadrón de la muerte del ejército peruano asesinó a 25 personas en el marco de una supuesta operación antiterrorista. Las víctimas eran inocentes.

Según los familiares de las víctimas, Fujimori debe volver a prisión para completar la condena de 25 años como autor intelectual de esas muertes, ocurridas durante su gestión (1990-2000).