AFP. 3 octubre
El presidente Juan Orlando Hernández se refirió este jueves 3 de octubre del 2019 a los señalamientos de la Fiscalía de Nueva York respecto a presuntos sobornos por parte del narcotráfico.
El presidente Juan Orlando Hernández se refirió este jueves 3 de octubre del 2019 a los señalamientos de la Fiscalía de Nueva York respecto a presuntos sobornos por parte del narcotráfico.

Nueva York. Un testigo de la Fiscalía que aseguró haber sido socio de Juan Antonio Tony Hernández relató el jueves en un tribunal de Nueva York que juntos distribuyeron unos 140.000 kilos de cocaína durante 12 años, y que en el 2005 el acusado le pidió $40.000 para la campaña electoral de su hermano, que entonces buscaba ser reelecto diputado y ahora es presidente de Honduras.

A Hernández, de 41 años, se le acusa de traficar toneladas de cocaína hacia Estados Unidos en un caso que salpica a su hermano, el mandatario Juan Orlando Hernández, de 50, señalado por la Fiscalía del distrito sur de Nueva York de haber recibido millones de dólares de dinero del narcotráfico en sobornos y financiación electoral.

En el segundo día del juicio del exdiputado Tony Hernández (2014-2018) en una corte de Manhattan, el testigo cooperante de la Fiscalía Víctor Hugo Díaz Morales, el Rojo, contó con lujo de detalles sus negocios con el acusado entre el 2004 y el 2016. El Rojo un exnarcotraficante hondureño preso en Nueva York desde hace 17 meses y que en el tribunal afirmó haber participado en 18 asesinatos.

En Tegucigalpa, el mandatario expresó este jueves que “confía” en que la Justicia estadounidense “podrá separar la fantasía de la verdad” en las imputaciones de vínculos con el narcotráfico que el miércoles lehizo un fiscal de Nueva York.

“Confiamos en la imparcialidad y la seriedad de la Justicia norteamericana, que se podrá separar la fantasía de la verdad (...) para evitar que un juicio se convierta en un linchamiento público”, afirmóen una comparecencia ante la prensa.

Al inicio, contó el testigo, Tony Hernández le daba “información de los retenes policiales e investigaciones relacionadas con el narcotráfico” en Honduras para evitar decomisos de droga y arrestos, a cambio de pagos de $5.000. Luego, comenzó a transportar, distribuir y hasta a fabricar cocaína en sus propios laboratorios.

En una reunión en el 2005 en la finca de otro narco, Antonio Santos, Tony Hernández le pidió $40.000 y “dijo que el pago sería (...) para la campaña de elección que estaba siendo sostenida por el hermano de él, Juan Orlando Hernández, para diputado de la República”, afirmó.

El acusado, de traje azul marino, permaneció serio y en silencio, mirándole a los ojos.

El miércoles, en el primer día del juicio, el fiscal de Nueva York Jason Richman aseguró que Juan Orlando Hernández recibió millones de dólares en sobornos de narcotraficantes a cambio de protección, incluido el capo mexicano Joaquín el Chapo Guzmán, que entregó “personalmente” un millón de dólares a Tony Hernández para el mandatario.

Juan Antonio 'Tony' Hernández cuando se aprestaba a dar una conferencia de prensa en Tegucigalpa, el 16 de marzo del 2017.
Juan Antonio 'Tony' Hernández cuando se aprestaba a dar una conferencia de prensa en Tegucigalpa, el 16 de marzo del 2017.

El presidente Hernández, un aliado del mandatario estadounidense, Donald Trump, en temas de seguridad y migración, niega todas las acusaciones y no ha sido inculpado formalmente en Estados Unidos.

El testigo también afirmó que en las reuniones sobre el tráfico de droga participaba Juan Carlos Valenzuela, “un traficante de cocaína hondureño, diputado actualmente en el Congreso Nacional de Honduras por el Partido Nacional” al que también pertenecen los hermanos Hernández.

Cocaína TH

El Rojo relató que en una reunión escuchó a Tony Hernández decir que "a la cocaína que fabricara en el laboratorio" suyo "le pondrían las iniciales del acusado, TH, similar al logo de la marca Tommy Hilfiger".

La fiscala que llevó a cabo el interrogatorio del testigo mostró al jurado una foto del logo de Tommy Hilfiger, con ambas letras entrelazadas, y luego otra foto del decomiso de un ladrillo de un kilo de cocaína con el sello “TH”, la marca del acusado según la Justicia estadounidense.

Más temprano, un detective del Ministerio Público hondureño contó al jurado cómo fue que quitó a un narcotraficante libretas contables que mencionan al acusado.

El detective Miguel Reynoso, de la dirección de lucha contra el narcotráfico de la Fiscalía de Honduras, viajó con esas libretas hasta Nueva York a fines de setiembre para entregarlas a los fiscales que inculparon a Tony Hernández.

(Video) EEUU acusa al presidente de Honduras de recibir millones del narco

Reynoso contó que el 6 de junio deo 2018 inspeccionó tres vehículos detenidos por la Policía Militar en el departamento de Cortés, en los que arrestaron a Nery Orlando López Sanabria, alias Wilson López o Magdaleno Meza Fúnez, uno de los socios del cartel Valle Valle, según las autoridades antinarcóticos de Honduras.

En compartimentos ocultos halló tres armas, un silenciador, dos granadas, intercomunicadores, joyas y un reloj “aparentemente de oro”, así como $193.220 en efectivo, en su mayoría en billetes de $20. También encontró 11 libretas contables, y en una de ellas que lleva escrito “Trabajos pesados” en la tapa trasera se habla de “harina” y se menciona al acusado.

El acusado, de 41 años, fue detenido en noviembre del 2018 en un aeropuerto de Miami. Si es declarado culpable, enfrenta una pena máxima de cadena perpetua.