AFP. 12 febrero
Matteo Salvini, líder de la Liga, gesticulaba mientras hablaba en el Senado, en Roma, este miércoles 12 de febrero del 2020.
Matteo Salvini, líder de la Liga, gesticulaba mientras hablaba en el Senado, en Roma, este miércoles 12 de febrero del 2020.

Roma. El Senado italiano votó este miércoles la autorización a abrir un proceso judicial contra el ultraderechista Matteo Salvini, líder de la Liga y exministro del Interior, por haber bloqueado en el mar Mediterráneo a más de un centenar de migrantes.

Salvini es acusado por la Justicia de Catania (Sicilia) de “abuso de poder y secuestro forzado de personas”, un delito que se castiga hasta con 15 años de cárcel y que le impediría ejercer cargos públicos.

El resultado oficial de la votación se comunicará a las 6 p. m. (11 a. m. hora de Costa Rica), pero el tablero con los votos electrónicos indicó durante unos segundos el resultado, según constataron varios periodistas.

Antes del voto, Salvini defendió con “orgullo” su acción como ministro.

"No voy a aparecer ante el tribunal para defenderme, sino a hablar con orgullo lo que he hecho", aseguró.

El exministro reiteró que era su “deber” defender las fronteras de su país y como suele dirigirse en público dijo que sus dos hijos “tienen derecho a saber que si el padre estaba a menudo fuera de casa, no era para secuestrar a las personas, sino para defender las fronteras y la seguridad del país”.

“Los adversarios deben ser atacados con las urnas, no en los tribunales”, reclamó.

Salvini, quien aplicó una política de mano dura contra la inmigración, con la que logró catapultarse como uno de los líderes más populares de la península, considera justa la medida que implicaba el cierre de los puertos de toda la península y el bloqueo de migrantes que arriesgan la vida atravesando en barcazas el Mediterráneo.

Salvini ordenó bloquear a 116 inmigrantes en julio del año pasado por casi una semana mientras se encontraban a bordo de un barco de la guardia costera italiana, la embarcación Gregoretti.

Salvini, entonces ministro del Interior de un gobierno formado por la Liga y la formación antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5E), aspiraba con esa medida a que los demás países europeos se repartieran la carga de recibir a los inmigrantes, la mayoría africanos.

El voto del Senado a favor de un juicio dificulta también las ambiciones políticas de Salvini, quien desea liderar un futuro gobierno de ultraderecha, gracias al apoyo del 32% de los votantes, según los últimos sondeos.

Senado de Italia autoriza juicio a Salvini

Varios senadores del M5E, aliados entonces de la Liga, y que votaron a favor de la autorización, consideran que el exaliado usaba a los migrantes para fines políticos.

“Pienso que Salvini jugó con la vida de las personas para hacer propaganda (...) Voté a favor de la autorización porque si Salvini cometió un delito no debe ser juzgado por parlamentarios sino por magistrados”, expresó Matteo Mantero, del M5E.

La senadores de la Liga, minoritaria en el Senado, no participaron a la votación, mientras los representantes del M5E y el Partido Democrático (centro-izquierda), aliados para gobernar desde hace seis meses, constituían la mayoría.

Según la constitución italiana, el parlamento puede impedir que un ministro sea procesado por su gestión si los parlamentarios consideran que actuó dentro del marco de sus funciones y por el interés del Estado.

La jefa del partido conservador Fratelli d'Italia (Hermanos de Italia), Giorgia Meloni, y el parlamentario Giovanni Donzelli reaccionaban mientras Matteo Salvini hablaba en el Senado, este miércoles 12 de febrero del 2020.
La jefa del partido conservador Fratelli d'Italia (Hermanos de Italia), Giorgia Meloni, y el parlamentario Giovanni Donzelli reaccionaban mientras Matteo Salvini hablaba en el Senado, este miércoles 12 de febrero del 2020.

Salvini ha aprovechado el caso para recalcar que la decisión de bloquear a los migrantes fue tomada en forma colectiva ya que era la línea adoptada por el gobierno y respaldada por el primer ministro Giuseppe Conte.

Para Conte, quien desde agosto lidera un ejecutivo de color progresista formado esta vez por el Partido Democrático (centro-izquierda) y el M5E, esa versión de los hechos no corresponde a la verdad.