AFP.   20 diciembre, 2019
El presidente Donald Trump llegó el 18 de diciembre del 2019 al aeropuerto W. K. Kellogg en Battle Creek, Michigan.

Washington. Una de las principales revistas evangélicas de Estados Unidos, Christianity Today, pidió en su último editorial la destitución del presidente Donald Trump, considerándolo “moralmente perdido”, provocando un fuerte rechazo del mandatario.

Trump, quien goza de una sólida popularidad entre los cristianos evangélicos blancos (aunque su aprobación ha caído del 81% en el 2016 a menos del 70% en la actualidad), respondió a este ataque en una serie de tuits el viernes.

“Ningún presidente ha hecho más por la comunidad evangélica, y ni de cerca”, dijo Trump, quien calificó la publicación “revista de extrema izquierda” y aseguró que ya no la leerá.

Ver más!

En un editorial el jueves, un día después de que la Cámara de Representantes aprobó someter a juicio político a Trump por abuso de poder y obstrucción al Congreso, Christianity Today indicó que aunque suele mantenerse alejada de la política, entendía “necesario” aclarar ciertas cosas.

“Los hechos en este caso son inequívocos”, sostuvo. “El presidente de Estados Unidos ha tratado de usar su poder para obligar a un líder extranjero (el presidente de Ucrania) a hostigar y desacreditar” a uno de sus opositores políticos, el exvicepresidente demócrata Joe Biden.

"No solamente es una violación de la Constitución; lo que es más grave es que es profundamente inmoral", afirmó.

Christianity Today fue fundada por Billy Graham, un destacado cristiano evangélico que murió el año pasado, pero la familia Graham está desvinculada de la publicación. La revista, que tiene una circulación de cerca de 130.000 ejemplares, afirmó que Trump ha “acallado la idea de moralidad en su gobierno”.

"Él mismo admitió acciones inmorales en los negocios y en su relación con las mujeres, de las cuales sigue orgulloso".

"Solo su cuenta de Twitter, con su cadena habitual de caracterizaciones erróneas, mentiras y calumnias, es un ejemplo casi perfecto de un ser humano que está moralmente perdido y confundido", señaló.

Según el medio, las audiencias en el Congreso “iluminaron los defectos morales del presidente a la vista de todos”.

La revista dijo que "los partidarios evangélicos de Trump han señalado sus nominados a la Corte Suprema, su defensa de la libertad religiosa y su administración de la economía, entre otras cosas, como logros que justifican su apoyo".

Pero se preguntó si era posible sostener que el aborto es algo intolerable y al mismo tiempo que el carácter del mandatario realmente no importa al final.

Si el Senado o el voto popular deberían destituir a Trump de su cargo en las próximas elecciones “es un tema de juicio prudencial”, dijo. “Que lo destituyan, creemos, no es una cuestión de lealtades partidistas, sino de lealtad al Creador de los Diez Mandamientos”.