AP. 29 julio
Manifestantes demandaron la renuncia del presidente Jimmy Morales y los ministros de Relacioens Exteriores, Sandra Jovel, y del Interior, Enrique Degenhart, el 27 de julio del 2019.
Manifestantes demandaron la renuncia del presidente Jimmy Morales y los ministros de Relacioens Exteriores, Sandra Jovel, y del Interior, Enrique Degenhart, el 27 de julio del 2019.

Ciudad de Guatemala. Luego de que el Gobierno de Guatemala firmó un acuerdo con Estados Unidos para convertirse en un “tercer país seguro” para dar asilo a migrantes hondureños y salvadoreños, el procurador de los Derechos Humanos accionó legalmente este lunes ante la Corte de Constitucionalidad (CC).

“Presentamos un amparo para que se declare nulo lo firmado y no entre en vigencia”, explicó el procurador, Jordán Rodas, quien argumentó que el acuerdo se firmó bajo amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump.

“El artículo 52 de la Convención de Viena señala que es nulo todo tratado u acuerdo cuya celebración se haya obtenido bajo amenazas”, puntualizó.

También pidió a la CC que ordene la remoción del ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, por rubricar el documento. Alegó que tras un análisis jurídico se determinó que no tenía la potestad de hacerlo. Rodas solicitó que se ordene al Ministerio Público iniciar una investigación en contra de Degenhart por atribuirse funciones.

Antes de la acción de Rodas, la organización Acción Ciudadana, rama de transparencia internacional en Guatemala, también presentó un amparo ante la CC en contra del acuerdo, al igual que el abogado Marco Antonio Mejia, quien lo hizo a título personal.

Previo a se suscribiera el acuerdo entre ambos gobiernos, Rodas presentó una acción legal ante la Corte, que resolvió que dicho documento debía ser aprobado y ratificado por el Congreso. Desde su firma el pasado viernes, la Presidencia no ha trasladado el documento al Poder Legislativo.

El secretario de Comunicación de la Presidencia, Alfredo Brito, dijo que el equipo jurídico “analiza si es o no necesario el traslado al Congreso” y agregó que remitieron a la Corte la información requerida tras las acciones planteadas.

Durante el fin de semana se registraron manifestaciones en frente de Casa Presidencial en rechazo a la firma del acuerdo que convierte a Guatemala en el “tercer país seguro”. Esto exigiría a migrantes que atraviesan el país en su ruta hacia Estados Unidos que soliciten asilo aquí y no en la frontera sur estadounidense, lo que podría ocasionar una disminución en la demanda que actualmente enfrenta el sistema migratorio estadounidense y otorgaría a Trump una concesión que él podría presentar como una victoria.