AFP. 21 febrero
El líder del partido Resistencia Israel, Benny Gantz, departió con sus simpatizantes durante un mitin electoral -el martes 18 de febrero del 2019- en la ciudad de Tel Aviv.
El líder del partido Resistencia Israel, Benny Gantz, departió con sus simpatizantes durante un mitin electoral -el martes 18 de febrero del 2019- en la ciudad de Tel Aviv.

Jerusalén. Los dos principales rivales de Benjamín Netanyahu anunciaron el jueves una alianza electoral para intentar derrotar al primer ministro israelí, debilitado por problemas con la justicia de su país, un mes y medio antes de las elecciones legislativas de abril.

Les sondeos de intención de voto dan hasta ventaja a Netanyahu y a su partido Likud en las elecciones anticipadas del 9 de abril. Pero este pacto entre dos dirigentes centristas puede, al menos, aportar incertidumbre a la campaña.

Las posibilidades de esta alianza se reforzarían si el fiscal general anuncia antes de las elecciones su intención de encausar al jefe de Gobierno –que lleva una década en el poder– en los casos de supuesta corrupción que lo afectan.

Benny Gantz, un respetado exmilitar, antiguo jefe del Estado Mayor, y el político centrista Yair Lapid anunciaron en sendos comunicados que formarán una lista conjunta para los próximos comicios, y que se turnarán al frente del gobierno si ganan.

Gantz encabeza su recientemente creado partido Resistencia Israel, mientras que Lapid lidera el Yesh Atid, que actualmente tiene 11 escaños de los 120 del Parlamento.

Los sondeos muestran a ambos como los principales contrincantes de Netanyahu, quien es favorito a pesar de las investigaciones de corrupción de las que es objeto.

El exministro de Defensa Moshe Yaalon se había unido previamente al partido de Gantz y otro ex alto militar, Gabi Ashkenazi, también lo hizo, afirmaron los comunicados.

‘Responsabilidad nacional’

“Por un sentido de profunda responsabilidad nacional, Benny Gantz, Yair Lapid y Moshe Yaalon decidieron la creación de una lista unificada que servirá como el nuevo partido de gobierno de Israel”, dijo la declaración de Yesh Atid.

"El partido presentará un nuevo equipo líder que garantizará la seguridad de Israel y reunirá a los elementos divididos de la sociedad israelí", se agrega.

El Likud reaccionó calificando a Gantz de "izquierdista" y "débil".

“La elección es clara: o será un gobierno de izquierda Lapid-Gantz apoyado por los partidos árabes, o un gobierno de derecha dirigido por Netanyahu”, afirmó el Likud en un comunicado.

Netanyahu ha sido primer ministro durante unos 13 años –ya dirigió el gobierno entre 1996 y 1999– y actualmente dirige lo que se considera el ejecutivo más derechista en la historia de Israel.

En caso de reelección, Netanyahu batiría el récord de longevidad del padre fundador del Estado de Israel, David Ben Gurión, en el poder durante 13 años.

Las posibilidades de Netanyahu de formar la próxima coalición de gobierno son elevadas, según Shmuel Sandler, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Bar Ilan, cerca de Tel Aviv.

“Será derecha contra centro” , expresó Sandler. “Creo que a la vista de los sondeos actuales, Netanyahu tiene más posibilidades de ganar estas elecciones, incluso después de esta alianza” centrista.

El enfrentamiento entre Netanyahu y Gantz ha subido de tono en los últimos días, con alusiones a sus pasados hechos militares.

Benny Gantz aludió a lo que considera fáciles tiempos de Netanyahu en Estados Unidos cuando estudiaba y trabajaba en el mundo de los negocios, cuando él mismo ejercía como soldado.

“Mientras yo reptaba en agujeros fangosos con los soldados en pleno invierno y en la noche glacial, tú, Benjamín Netanyahu, abandonaste Israel para mejorar tu inglés y practicarlo en cocteles elegantes”, afirmó.

“Benny Gantz, deberías tener vergüenza”, replicó de inmediato Netanyahu en un video publicado por el Likud, en el que se vanagloria de sus méritos militares, pero también de su dominio del inglés, según él muy útil para la causa de Israel.