AFP. 9 febrero
La princesa tailandesa Ubolratana posa para una foto en la Noche de Gala de Tailandia en Hong Kong, el 24 de marzo del 2010. Foto: AP
La princesa tailandesa Ubolratana posa para una foto en la Noche de Gala de Tailandia en Hong Kong, el 24 de marzo del 2010. Foto: AP

Bangkok. El partido que presentó la princesa Ubolratana, hermana del rey de Tailandia, como aspirante a primera ministra retiró este sábado su candidatura tras un terremoto político en el país, una decisión que incrementa las posibilidades de victoria de la junta militar en las legislativas de marzo.

"El partido Thai Raksa Chart se somete al orden real", dijo el partido creado por allegados de Thaksin Shinawatra, enfrentado a los ultramonárquicos del país.

El viernes por la noche, la casa real había difundido un mensaje desaprobando su candidatura, asegurando que la presencia en política de miembros de la familia real era "muy inapropiada".

"La candidatura de Ubolratana cruzó claramente una línea roja y puso la institución (real) en peligro", apunta Puangthong Pawakapan, profesora de ciencias políticas de la universidad Chulalongkorn de Bangkok.

Según ella, igual que para los pocos analistas que aceptan hablar públicamente, el mensaje de la casa real del viernes puso fin a sus aspiraciones políticas.

Los grupos ultramonárquicos, que consideran a Thaksin Shinawatra y sus partidarios como peligrosos antimonárquicos, aplaudieron la condena de la casa real.

Algunos incluso pidieron que la princesa pida disculpas públicas por haberse aliado con los Rojos, como se conoce a los partidarios de Shinawatra.

El anuncio del veto real fue "un respiro", dijo un opositor conocido con el seudónimo Champ 1984.

"Aunque se presentaba como una plebeya, para todo el mundo aquí era un miembro de la familia real e iba a ser tratada como tal", es decir sin que nadie pueda criticarla, aseguró.

Antes del anuncio de su retirada, la princesa publicó el sábado por la mañana un mensaje en Instagram en el que daba a entender que todavía podría mantener su candidatura.

"Lo vuelvo a repetir, con sinceridad: quiero que Tailandia avance y sea reconocida por la comunidad internacional", escribió la princesa, que vivió muchos años en Estados Unidos, firmando el mensaje con el hashtag LoveLove.

Ubolratana, de 67 años, se presentaba por el partido Thai Raksa Chart, dirigido por el clan del millonario y ex primer ministro en el exilio Thaksin.

El sábado el partido anuló un mitin de campaña previsto en Bangkok de cara a las elecciones legislativas del 24 de marzo.

“Terremoto político”, titulaba el sábado la primera página del Bangkok Post, pidiendo una “clarificación del estatuto real de la princesa”.

Una amenaza

El palacio real y los militares consideran a Thaksin Shinawatra como una amenaza para la realeza, lo que explica los golpes de Estado del 2006 y el 2014 contra su gobierno y contra el de su hermana Yingluck.

Sin embargo, desde la toma del poder de los generales, en el 2014, el rey Bhumibol Adulyadej falleció y su hijo Maha Vajiralongkorn, su sucesor, empezó a reformar la monarquía. Por esta razón la candidatura de su hermana fue considerada como una ruptura sin precedentes con la era Bhumibol.

Ningún miembro de la familia real aspiró a un cargo de jefe del gobierno desde el establecimiento de la monarquía constitucional en 1932.

El jefe de la junta militar, el general Prayut Chan-O-Cha, que también aspira a primer ministro en las legislativas de marzo, aparece ahora como claro favorito.

Esta sábado sus partidarios se manifestaron en las calles de Bangkok. En paralelo, los estudiantes de las dos mayores universidades de la capital, Chulalongkorn y Thammasat, crearon un muñeco gigante del general con una nariz de Pinocho y con un cartel que decía “No me voy a presentar”.