Agencia AFP. 19 noviembre, 2018
El presidente Iván Duque aseguró que presentaría una terna para el puesto de fiscal especial. Foto: AFP
El presidente Iván Duque aseguró que presentaría una terna para el puesto de fiscal especial. Foto: AFP

Bogotá. El escándalo que envuelve a la investigación por el caso Odebrecht en Colombia y compromete al fiscal general, requiere que se nombre a un fiscal especial que llegue “hasta el fondo” de la trama de corrupción, dijo este lunes el presidente Iván Duque.

Duque apoyó la propuesta que comenzó a abrirse paso ante una serie de revelaciones periodísticas que sugieren que el jefe del organismo investigador, Néstor Humberto Martínez, conoció de irregularidades que no denunció cuando era abogado de Corficolombiana, socio de Odebrecht en Colombia.

“Yo creo que se va a requerir (un fiscal ad hoc). Primero el fiscal genaeral de la nación ya se había declarado impedido y había designado a la vicefiscal, y la vicefiscala también está pidiendo ad hoc”, expresó el mandatario en una entrevista con la cadena RCN radio.

Martínez se apartó en abril del 2017 de la investigación sobre el esquema de sobornos que montó la constructora brasileña Odebrecht a cambio de la concesión de contratos de obras diversas.

La multinacional reconoció ante la Justicia estadounidense haber seguido la misma práctica en 12 países, incluido Colombia, donde se habrían pagado coimas por $32,5 millones.

El caso tomó un giro dramático en Colombia, tras la muerte el 8 de noviembre de Jorge Enrique Pizano, un auditor del consorcio que formó la firma brasileña junto con la local Corficolombiana para la construcción de la millonaria Ruta del Sol II, vía que comunica el centro con el norte del país.

Tres días después su hijo falleció envenenado con el cianuro que bebió de una botella de agua que encontró en el escritorio de su padre. Ambas muertes están bajo investigación.

Según audios grabados por Pizano y difundidos en medios tras su fallecimiento, el entonces abogado Martínez fue informado de los delitos que habría cometiendo Odebrecht.

En ese entonces, Pizano tenía una relación personal y profesional con el actual fiscal, quien trabajaba como abogado del influyente banquero Luis Carlos Sarmiento, dueño de Corficolombiana.

Ante el creciente escándalo, la vicefiscala María Paulina Riveros, encargada actualmente del proceso, también pidió a la Corte Suprema de Justicia que examine la designación de un fiscal especial, debido a su cercanía con Martínez.

Si la Corte Suprema avala el impedimento de la vicefiscala, Duque se declaró “listo” para presentar una terna, de la que salga elegida “una persona con las más altas condiciones”.

“Que el país tenga plena certeza que lo que queremos todos es que aquí se llegue hasta el fondo de la verdad y que haya sanciones ejemplarizantes a quienes estuvieron detrás de ese escándalo”, enfatizó el mandatario.