Agencia AFP. 8 marzo

Varsovia. El presidente polaco Andrzej Duda pidió perdón este jueves a los judíos expulsados de su país durante la campaña antisemita de 1968.

“Perdonen, por favor, perdonen a la República, a los polacos, a la Polonia de entonces”, declaró Duda dirigiéndose a los judíos forzados al exilio y a sus familias, subrayando que “la Polonia libre e independiente de hoy no es responsable”.

El presidente polaco Andrzej Duda dio un discurso en la Universidad de Varsovia durante una ceremonia conmemorativa por el 50°. aniversario de la revuelta estudiantil de marzo de 1968, a la que siguió una violenta campaña antisemita y el exilio de al menos 12.000 judíos polacos.
El presidente polaco Andrzej Duda dio un discurso en la Universidad de Varsovia durante una ceremonia conmemorativa por el 50°. aniversario de la revuelta estudiantil de marzo de 1968, a la que siguió una violenta campaña antisemita y el exilio de al menos 12.000 judíos polacos.

Su declaración se produce en un contexto de tensión entre Varsovia e Israel por una polémica ley sobre el Holocausto.

El jefe de Estado pronunció este discurso en el campus de la Universidad de Varsovia con motivo del 50 aniversario de la revuelta estudiantil de marzo de 1968, a la que siguió una violenta campaña antisemita y el exilio de al menos 12.000 judíos polacos.

Duda recordó que los judíos polacos participaron en la lucha por la independencia del país hace un siglo y la defendieron en 1920 (contra los soviéticos) y en 1939 contra los alemanes.

La intervención de Duda contrasta con la que hizo en la víspera el primer ministro Mateusz Morawiecki. Éste dijo en sustancia que en 1968 Polonia no era un país independiente y por tanto no podía ser responsable de la campaña antisemita de las autoridades comunistas.