AFP. 14 septiembre
El presidente ruso Vladimir Putin (izq.) y el mandatario de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, asisten a la ceremonia de clausura de los Juegos Europeos, el 30 de junio del 2019, en Minsk. Foto: AFP
El presidente ruso Vladimir Putin (izq.) y el mandatario de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, asisten a la ceremonia de clausura de los Juegos Europeos, el 30 de junio del 2019, en Minsk. Foto: AFP

Minsk. El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, confirmó este lunes en una reunión con su par ruso Vladimir Putin que quiere cambiar la Constitución, señaló el Kremlin, la única solución propuesta por Minsk para intentar salir de la actual crisis política.

“Lukashenko confirmó su intención de realizar cambios en la Constitución”, destacó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, después de una reunión cara a cara entre los dos presidentes que duró más de cuatro horas en Sochi, una ciudad balnearia del sur de Rusia.

Según Peskov, el encuentro en Sochi fue “constructivo”. Los dos presidentes abordaron “las relaciones bilaterales y la cooperación económica”, así como asuntos militares y de energía.

Peskov confirmó que Moscú acordó un préstamo de $1.500 millones a Bielorrusia, cuyas dificultades económicas aumentaron con la crisis del coronavirus.

Lukashenko no ha dado detalles concretos sobre este proyecto de revisión constitucional, salvo que será validado mediante referéndum.

Pese al movimiento de protesta sin precedentes que sacude Bielorrusia desde inicios de agosto para pedir la salida de Lukashenko, sigue siendo “el presidente legítimo del país y el interlocutor” de Putin", aseguró Peskov.

“Queremos que todo lo que pasa en Bielorrusia no se desarrolle a través de procesos anticonstitucionales, sino en el marco de la ley”, agregó.

El encuentro con Putin es el primero de Lukashenko con un líder extranjero desde el inicio de la protesta contra la reelección presidencial el 9 de agosto, que ha reunido a decenas de miles de bielorrusos en las calles a pesar de la represión.