AFP. 31 marzo
Juan Guaidó (izquierda) y Nicolás Maduro.
Juan Guaidó (izquierda) y Nicolás Maduro.

Washington. Estados Unidos propuso el martes un plan de "transición democrática" para Venezuela, instando al líder opositor Juan Guaidó, a quien reconoce como presidente interino, que se haga a un lado temporalmente, en un giro en su estrategia para propiciar la salida del mandatario Nicolás Maduro.

Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por Estados Unidos y otros 60 países en su condición jefe de la Asamblea Nacional (Parlamento), instó a Maduro a aceptar la propuesta del gobierno de Donald Trump, que desde hace más de un año lidera una campaña internacional para sacar del poder al mandatario socialista, cuya reelección en el 2018 considera fraudulenta.

"Es momento de crecernos: estamos dando los pasos correctos para salvar a Venezuela", dijo el líder opositor en Twitter.

El gobierno de Mduro calificó de “adefesio” la iniciativa de Washington.

“Venezuela es un país libre, soberano, independiente y democrático que no acepta, ni aceptará jamás, tutelaje alguno de ningún gobierno extranjero”, señaló un comunicado divulgado por el canciller Jorge Arreaza.

“La política de los Estados Unidos hacia Venezuela ha extraviado su rumbo (...), transita desde la extorsión y amenaza a funcionarios del gobierno bolivariano, incluyendo recompensas por su captura; hasta la presentación de un adefesio de acuerdo para la instalación de un supuesto gobierno de transición inconstitucional”, agregó.

Ante la pandemia del nuevo coronavirus y la aguda crisis económica de Venezuela, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, presentó un nuevo “marco para una transición democrática pacífica” en ese país, que -según dijo- abriría la vía para levantar las sanciones impuestas por Washington para presionar por la salida de Maduro, inculpado la semana pasada de “narcoterrorismo” por la Fiscalía estadounidense.

Según este esquema, tanto Maduro como Guaidó deben confiar el Ejecutivo a un gobierno de transición encabezado por un Consejo de Estado para organizar nuevos comicios presidenciales y legislativos "dentro de 6 a 12 meses", explicó Pompeo en rueda de prensa.

Este Consejo de Estado será elegido por los miembros de la Asamblea Nacional elegida en el 2015, y quien lo encabece no podrá postularse a la Presidencia.

Maduro ‘se debe ir’

Consultado sobre si Guaidó podría ser candidato en los nuevos comicios, Pompeo contestó: “Absolutamente sí”.

"Es el político más popular en Venezuela, creo que si se celebraran elecciones hoy, le podría ir increíblemente bien", apuntó, destacando que Estados Unidos sigue "apoyándolo".

Pompeo enfatizó -sin embargo- que Maduro “se debe ir”. “Hemos dejado claro todo el tiempo que Nicolás Maduro nunca más gobernará Venezuela”, dijo.

Sin embargo, el plan divulgado por el Departamento de Estado no lo especifica, limitándose a señalar que "cualquier ciudadano venezolano elegible de conformidad con la Constitución de 1999 puede competir en las elecciones".

Guaidó, en fallidas negociaciones con Maduro en setiembre del año pasado, propuso crear un “consejo de gobierno de transición”. La iniciativa “implicaría la salida inmediata de Maduro y mi separación del cargo hasta una elección presidencial real, verificable”, había dicho entonces el líder opositor.

Pompeo plantea plan para nuevas elecciones en Venezuela

Maduro ha conservado hasta ahora el poder respaldado por China, Rusia y Cuba.

La propuesta pide también la liberación "inmediata" de "todos los prisioneros políticos", y exige la salida de las fuerzas extranjeras de Venezuela, en alusión a la presencia de cubanos y rusos en el país.

La citación se basa en la incautación de un arsenal en Colombia que presuntamente estaba siendo enviado a Venezuela en un complot que, según Caracas, preveía asesinar a Maduro y a otros dirigentes.

Alcalá está en la lista de más de una docena de funcionarios y exfuncionarios venezolanos inculpados de “narcoterrorismo” por Estados Unidos, que fijó millonarias recompensas por ellos, incluyendo una de $15 millones por Maduro.

Fin de sanciones

El Departamento de Estado dijo que las sanciones estadounidenses que afectan a Venezuela, que incluyen una batería de medidas y un embargo de facto al crudo, crucial para la economía del país, se levantarían a medida que el plan vaya cumpliéndose.

El avance permitiría además el inicio de negociaciones con organismos multilaterales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, para dar ayuda económica a Venezuela, señaló.

Venezuela vive un colapso económico agudizado desde la llegada al poder de Maduro en el 2013, que provocó la huida del país de casi cinco millones de personas, según Naciones Unidas.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) desestimó hace dos semanas un pedido de ayuda de Maduro de $5.000 millones para enfrentar la pandemia del coronavirus, pues adujo que persisten dudas entre los miembros de la entidad sobre la legitimidad del gobierno venezolano.