AFP .   23 enero
Policías disparan balas de goma contra estudiantes que tomaron las calles para protestar por las reformas del gobierno en el Instituto de Seguridad Social (INSS), en Managua. Foto: AFP

Managua. La Policía de Nicaragua negó este miércoles permiso a los gremios empresariales para realizar una marcha, y los acusó de participar en un fallido golpe de Estado para deponer al presidente Daniel Ortega.

En una resolución emitida un día antes de la marcha prevista, la Policía dijo que “no autorizará” esas actividades a personas u organismos que “promovieron, instaron o participaron en el fallido golpe de Estado”, como el gobierno califica a las manifestaciones opositoras desatadas en abril pasado.

El jefe de seguridad pública, Ovidio Hernández, argumentó en su resolución que las marchas opositoras no son “nada pacíficas ni cívicas” y que los empresarios no están facultados para realizar actividades políticas.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la Cámara de Comercio Nicaragüense-Americana (Amcham) y la Fundación para el Desarrollo Económico y Social (Funides) habían solicitado permiso para realizar el jueves una marcha “cívica” y “pacífica”.

Los gremios empresariales no se pronunciaron inicialmente sobre la resolución de la Policía, mientras decenas de patrullas cargadas de antimotines resguardaban este miércoles sitios públicos donde los opositores acostumbran realizar concentraciones.

Hernández acusó a los representantes de las entidades empresariales de actuar de forma “delictiva contra la Constitución, pretendiendo cambios constitucionales a través de la violencia y el terror”.

Un amplio contingente de policías antimotines nicaragüenses se desplegaron el 14 de octubre del 2018 para reprimir una marcha de opositores. Foto: AFP

La resolución dice además que los líderes gremiales son "promotores, incitadores y responsables de los tranques” (bloqueos de vías) durante las protestas que estallaron el pasado 18 de abril.

En setiembre pasado las autoridades declararon ilegal las protestas opositoras que no contaran con autorización, y ha negado permiso de marchar a tres organismos de la sociedad civil bajo el argumento de ser golpistas.

Ver más!

Las protestas antigubernamentales estallaron el 18 de abril contra una fallida reforma a la seguridad social que luego se transformó en una demanda para la renuncia de Ortega, con 11 años en el poder y al que opositores señalan de actos de corrupción e instaurar una dictadura.