AFP. 13 noviembre
Hugo arvajal, exjefe de inteligencia venezolano, salió de la prisión de Estremera, Madrid, -acompañado por familiares- el 15 de setiembre del 2019.
Hugo arvajal, exjefe de inteligencia venezolano, salió de la prisión de Estremera, Madrid, -acompañado por familiares- el 15 de setiembre del 2019.

Madrid. La Policía española desconoce el paradero de Hugo Carvajal, exjefe de inteligencia militar del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, que según una decisión judicial debe ser extraditado a Estados Unidos por narcotráfico, reconocieron fuentes oficiales.

“Lo están buscando. Están en ello”, dijo la portavoz de la Policía Nacional española, sin más detalles.

Según fuentes judiciales, tras la decisión de la Justicia de extraditarlo, los agentes fueron a casa de Carvajal en Madrid para detenerlo y no lo encontraron.

“Ni me avisaron de que iban a detenerlo, ni que yo sepa está detenido”, añadió en declaraciones su abogada en España, María Dolores de Argüelles.

La letrada dijo desconocer el paradero de su cliente e indicó que no ha recibido todavía el auto de la Audiencia Nacional, el alto tribunal que tomó la decisión sobre la extradición.

Un portavoz de la corte señaló que el auto estará listo en los próximos días, y afirmó también desconocer el paradero de Carvajal.

La pasada semana, los magistrados de la Audiencia Nacional, con sede en Madrid, atendieron un recurso de la Fiscalía y revocaron la decisión de mediados de setiembre de una sala del mismo tribunal, en la que se denegaba la extradición alegando inconcreciones en la solicitud estadounidense e incluso una “motivación política”.

“El pleno sí considera que los datos aportados son suficientemente concretos”, informó el viernes anterior una fuente judicial.

Mientras tanto, el Departamento de Estado norteamericano había protestado por la decisión inicial de no extraditarlo, y dijo esperar una "reconsideración" por parte de las autoridades judiciales españolas.

Carvajal, popularmente conocido como “el Pollo y despojado del grado de general tras reconocer en febrero al opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, fue detenido el 12 de abril en Madrid, adonde llegó tras huir en un barco de su país a República Dominicana.

A mitad de setiembre fue liberado, después de que inicialmente la Audiencia denegó su extradición.

Acusación por narcotráfico

Inculpado de narcotráfico en el 2011 por la Fiscalía de Nueva York, estaba acusado de conspiración para importar cocaína a Estados Unidos, incluido un embarque de 5,6 toneladas transportadas de Venezuela a México en el 2006.

El fiscal de Nueva York, Geoffrey Berman, dijo en el momento de su detención que el exmilitar se exponía a una pena de entre diez años y cadena perpetua en Estados Unidos.

El exjefe de inteligencia ha negado siempre tener vínculos con el narcotráfico y asegura que la Justicia estadounidense lo acusa sin pruebas sólidas.

Hugo Carvajal (derecha) acompañó al presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante un acto público el 27 de julio del 2014 en Caracas.
Hugo Carvajal (derecha) acompañó al presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante un acto público el 27 de julio del 2014 en Caracas.

Según una declaración jurada de un agente de la agencia antidrogas estadounidense DEA, incluida en la documentación aportada por ese país, Carvajal formó parte de un supuesto cartel que pretendía “inundar Estados Unidos de cocaína”.

La organización, bautizada como cartel de los Soles, habría estado dirigida por altos cargos del chavismo. Entre ellos el propio presidente Chávez, fallecido en el 2013 tras 14 años en el poder; el presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, y el exvicepresidente y actual ministro de Industria, Tareck El Aissami, incluido en la lista de los 10 fugitivos más buscados del servicio migratorio de Estados Unidos por narcotráfico.

De acuerdo con la declaración de ese agente de la DEA, el supuesto cartel operaba al menos desde 1999 y se coordinaba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la guerrilla reconvertida en partido político con los acuerdos de paz.

En este entramado, Carvajal se habría encargado de “la provisión de seguridad fuertemente armada para proteger estos cargamentos de drogas” desde Venezuela a Estados Unidos, de acuerdo con el agente de la DEA.