Política

Pedro Castillo asume mando militar y llama a la unidad de los peruanos

El mandatario ganó la presidencia al frente del izquierdista Perú Libre y asumió el poder el día que el país conmemoraba su bicentenario republicano

Lima. El presidente peruano, Pedro Castillo, fue reconocido este jueves “jefe supremo” de las fuerzas armadas y la Policía, en un acto en Lima donde hizo un llamado a “la unidad de todos los peruanos” en un contexto de polarización del país.

Castillo, quien asumió el poder el 28 de julio tras un ajustado balotaje, pidió "superar las diferencias" en su discurso durante la ceremonia en el Palacio de Gobierno.

“Invoco a la unidad de todos los peruanos, incluyendo hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, para que avancemos juntos en paz y unidad, para superar las diferencias estructurales que como sociedad hemos conservado desde nuestra independencia”, mencionó.

“Reconocemos la intensa labor y rendimos homenaje a los uniformados que dieron su vida en plena pandemia”, añadió, calificando la covid-19 como “uno de los desafíos más grandes” que enfrentan.

Hasta mediados de julio, solamente en la Policía Nacional se contaban casi 800 agentes fallecidos por covid-19, con más de 50.000 infectados, casi la mitad del total de efectivos de esa institución.

Su llamado a la unidad resalta en momentos en que su recién designado jefe de gabinete y equipo ministerial son cuestionados desde diversas bancadas parlamentarias, la Defensoría del Pueblo y sectores de la opinión pública.

Estos consideran que se han nombrado a personas de pocas credenciales profesionales o con controversial trayectoria.

Al respecto el jefe de Gabinete, Guido Bellido, negó este miércoles que él o su equipo tengan vínculo con organizaciones terroristas como Sendero Luminoso o el MRTA.

Bellido atribuyó las críticas a los nombramientos hechos por Castillo a "personas y medios de comunicación cuyo objetivo es generar un falso positivo y con ello traerse abajo las decisiones democráticas dentro del Estado de derecho".

Castillo ganó la presidencia al frente del izquierdista Perú Libre y asumió el poder el día que Perú conmemoraba su bicentenario republicano.

En su discurso, el presidente manifestó querer "rendir homenaje a los valerosos peruanos que dieron su vida en Junín y Ayacucho para lograr la Independencia, en la lucha contra el terrorismo y en las acciones de rescate y ayuda humanitaria ante fenómenos naturales" que suelen afectar al país andino.

El mandato de Castillo, un maestro rural y sindicalista, es por un periodo de cinco años y tiene al frente al Congreso controlado por la oposición derechista.