AFP.   9 octubre, 2020
Paul Oquist (foto), a quien muchos consideran la mano derecha del presidente Daniel Ortega. La Prensa/Managua

Managua. Paul Oquist es un académico estadounidense nacionalizado nicaragüense que ha sido considerado la mano derecha del presidente Daniel Ortega en materia internacional y que este viernes fue sancionado por Estados Unidos por apoyar los “abusos” del gobierno sandinista.

Oquist “está detrás de gran parte del manejo de la política económica y de políticas internacionales” de Nicaragua, afirmó la excomandante guerrillera y exdiputada sandinista Dora María Téllez.

Nacido en Ilinois en 1943, Oquist “trabajó en la casa de gobierno muy cerca de Daniel Ortega” desde la Revolución sandinista de 1979-1990 y “ahora es probablemente el funcionario que más funciones diversas tiene en el gobierno”, agregó.

Téllez, quien se desempeñó como ministra de Salud durante la Revolución, dijo que en esos años Oquist atendía una secretaría técnica del gobierno.

Según la revista Envío, de la Universidad Centroamericana, “en los 80 fue el principal cuadro de administración pública”. Y “jugó un papel relevante en las negociaciones que culminaron con la rendición de la contrarrevolución”, aseguró la publicación, haciendo referencia a los entonces grupos rebeldes financiados por Washington.

Con el tiempo, Oquist “se fue convirtiendo cada vez más en un asesor cercano a Ortega”, manifestó Téllez.

En 1990 Ortega perdió las elecciones ante una coalición opositora y en los años siguientes, cuando los sandinistas estaban en la oposición, Oquist trabajó como consultor en varios países.

Fue "uno de los expertos más solicitados por el Programa de las Naciones Unidas" para el Desarrollo (PNUD), con misiones en varios países de Asia, Chile y Ecuador, según Envío.

Tras el retorno de Ortega al poder en el 2007, Oquist fue nombrado coordinador del Consejo de Política Nacional, una dependencia de consulta del gobierno, y se convirtió en el dirigente internacional de mayor peso para el presidente.

Se “ha convertido prácticamente en una especie de ministro de la Presidencia. Eso demuestra el grado de confianza que le tiene” Ortega, afirmó Téllez.

En el gobierno de Ortega “el sistema no opera con base en instituciones, sino de personas y Paul Oquist es una de estas personas claves en ese engranaje”, señaló la exguerrillera.

Presencia e influencia

Se dice asimismo que ha estado detrás de la decisión del gobierno de no decretar cuarentena por covid-19 y de la creencia de que el virus es una invención de los países capitalistas para resolver problemas internos, comentó Téllez.

Oquist, un doctor en Ciencias Políticas, ha representado a Nicaragua en numerosos foros internacionales en los que ha defendido la posición de Ortega de que las protestas populares que estallaron en el 2018, cuya represión dejó más de 300 muertos, fue un intento de golpe de Estado.

También fue miembro de la comisión del frustrado proyecto de canal interoceánico que Ortega otorgó en el 2013 a una empresa china con la promesa de invertir más de $40.000 millones.