AFP. 16 abril
El candidato presidencial de Vox, Santiago Abascal, pronunció un discurso durante un mitin electoral en Burgos, norte de España, el 14 de abril de 2019. Foto: AFP
El candidato presidencial de Vox, Santiago Abascal, pronunció un discurso durante un mitin electoral en Burgos, norte de España, el 14 de abril de 2019. Foto: AFP

Madrid. El partido de extrema derecha español Vox fue excluido de un debate por televisión previsto para el 23 de abril entre los candidatos a la Presidencia del Gobierno, luego de que la Junta Electoral Central consideró que obtuvo resultados ínfimos en las últimas votaciones legislativas.

Este debate es el único que contará con el candidato socialista, Pedro Sánchez, jefe de Gobierno saliente, favorito en los sondeos para las elecciones parlamentarias del 28 de abril y que se prevén reñidas.

El grupo audiovisual privado Atresmedia indicó en un comunicado el martes que se veía forzado a “readaptar su debate electoral” que pasa a ser “una cita a cuatro después de que la Junta Electoral Central haya prohibido la presencia de Vox en el debate a cinco”, como estaba previsto inicialmente.

La Junta Electoral Central indicó que Vox “no obtuvo representación parlamentaria y el número de votos recibido fue del 0,1%” en las últimas elecciones al Congreso de los Diputados celebradas en el 2016.

El organismo electoral defiende "la aplicación del principio de proporcionalidad a los debates y entrevistas electorales", el cual exige haber obtenido una representación parlamentaria y algún porcentaje de votos.

El debate confrontará ahora a los candidatos de las cuatro principales formaciones españolas: el conservador Pablo Casado por el Partido Popular (PP), al socialista Pedro Sánchez por el PSOE, Pablo Iglesias por Unidos Podemos (izquierda radical) y Albert Rivera por Ciudadanos (liberal).

Las agrupaciones Juntos por Cataluña (independentista), el Partido Nacionalista Vasco (centroderecha) y la Coalición Canaria (centroderecha) habían presentado recursos ante la JEC.

Atresmedia indicó que acatará su decisión pero expresó su desacuerdo. "Atresmedia respeta, pero no comparte, la decisión de la JEC y y estudia recurrir el acuerdo ante el Tribunal Supremo", señaló.

Vox sueña con llegar por primera vez al Congreso de los Diputados, tras fracasar en su intento en 2016 cuando obtuvo apenas 46.781 votos.

En diciembre, el partido de extrema derecha dio la sorpresa al irrumpir en el parlamento de Andalucía con casi 11% de los votos en las elecciones regionales.

Pero la Junta Electoral consideró que ese fue un resultado regional que es insuficiente, puesto que el debate para las legislativas corresponden a todo el país.

El candidato de Vox, Santiago Abascal, no tardó en protestar en Twitter, donde escribió: “La persecución a VOX ha pasado de las calles a las instituciones”.