AFP. 22 enero
Juan Guaidó es uno de los principales opositores al gobierno de Maduro.
Juan Guaidó es uno de los principales opositores al gobierno de Maduro.

Caracas. El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, nombró este martes un “representante especial” ante la Organización de Estados Americanos (OEA), desafiando la decisión del gobierno de Nicolás Maduro de retirarse del organismo en abril próximo.

La misión del abogado Gustavo Tarre Briceño será coordinar con la OEA “acciones necesarias para el restablecimiento del ordenamiento constitucional y democrático en el país”, según decidió la plenaria del Legislativo.

Sin embargo, la medida es considerada nula de antemano por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, de línea oficialista), como todas las que toma el Parlamento venezolano desde el 2016.

El gobierno de Maduro, a quien el Congreso declaró hace una semana "usurpador" de la presidencia, planea completar su retiro del organismo multilateral en abril.

El mandatario socialista asegura que la OEA está al servicio de Estados Unidos y acusa a su secretario general, Luis Almagro, de trabajar para la agencia central de inteligencia norteamericana (CIA).

El secretario tilda a Maduro de “dictador” y desconoce, al igual que Washington, la Unión Europea y varios países latinoamericanos, el nuevo mandato que emprendió el 10 de enero.

Además, el excanciller uruguayo considera "presidente interino" de Venezuela al jefe parlamentario, Juan Guaidó, aduciendo que la cámara es el único poder legítimo del país.

Guaidó se ha expresado dispuesto a liderar un "gobierno de transición", para lo cual pide apoyo ciudadano y de la Fuerza Armada, considerada el principal sostén del gobierno.

El Consejo Permanente de la OEA convocó para este jueves una nueva sesión extraordinaria destinada a analizar “los recientes acontecimientos en Venezuela”.

La designación de un delegado en el organismo ocurre en la víspera del primer gran pulso en la calle entre la oposición y el chavismo tras las protestas que dejaron unos 125 muertos entre abril y julio del 2017, en medio de la peor crisis en la historia moderna del país petrolero.