20 enero, 2016
El secretario general de la OEA, Luis Almagro (centro a la izq.), y el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández (centro a la der.), posan en la ceremonia de firma del convenio de la Maccih en Washington. | EFE
El secretario general de la OEA, Luis Almagro (centro a la izq.), y el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández (centro a la der.), posan en la ceremonia de firma del convenio de la Maccih en Washington. | EFE

Washington. EFE y AFP. La Organización de Estados Americanos (OEA) firmó este martes con el Gobierno de Honduras su primera misión contra la corrupción y la impunidad en un país miembro, un convenio de cuatro años en el que el organismo se reserva el derecho a retirarse si hay incumplimientos.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, y el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, firmaron este martes el documento en la sede del organismo en Washington ante altos funcionarios del Gobierno estadounidense, líderes de la sociedad civil hondureña y activistas ligados al movimiento de los “indignados”.

“Hoy abrimos un capítulo de esperanza en Honduras. Me comprometo a garantizar que la misión no será una formalidad más; por el contrario, yo mismo me involucraré periódicamente para asegurar que cumpla con el mandato establecido”, manifestó Almagro.

“Por ello, he solicitado a los involucrados que nos abran una cuota de confianza, ya que se trata de un emprendimiento que puede cambiar el país en la dirección correcta”, añadió.

El titular de la OEA advirtió de que el objetivo de efectuar un cambio estructural en las instituciones de Justicia del país “no será fácil” y recordó que en iniciativas de este tipo, “no hay gratificación instantánea”.

Almagro dijo que el Gobierno hondureño le ha garantizado que la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) tendrá “pleno acceso” a documentos y registros para investigar casos de redes corruptas, algo “fundamental para poder ir adelante”.

El presidente hondureño ratificó este martes ese compromiso y defendió que en sus dos años de mandato, su gobierno ha “atacado el crimen y el narcotráfico” y emprendido medidas para combatir la corrupción .

“Hoy sentimos la necesidad de encuadrar todos los esfuerzos que hemos venido desarrollando en un marco institucional, queremos ganar la batalla, pero, sobre todo, la guerra contra la impunidad”, afirmó Almagro.

“De muy poco sirve contar con el apoyo internacional si las instituciones quedan tan débiles como siempre; ya lo hemos visto, aprendamos de los errores”, añadió sin hacer alusiones directas.

Representante. Asimismo, Almagro anunció que el abogado peruano Juan Jiménez será el vocero de la MACCIH.

Jiménez, de 51 años, “cuenta con una amplia experiencia en trabajos anticorrupción en el mundo en desarrollo”, relató Almagro. El exministro de Justicia se desempeñaba hasta la semana pasada como embajador de Perú ante la propia OEA.

Estados Unidos saludó la designación de Jiménez para liderar el equipo, y expresó el deseo de ver su implementación en los meses venideros, en declaraciones del portavoz del Departamento de Estado, John Kirby.

Kirby instó también a Honduras y la OEA a trabajar con los países miembros y observadores del organismo para “garantizar que la misión cuente con recursos y la independencia necesaria para cumplir sus objetivos”.

La misión que firmaron, este martes, Honduras y la OEA cuenta con el rechazo de algunos “indignados” hondureños y grupos de la sociedad civil.

El Movimiento Oposición Indignada surgió en mayo del 2015 por el hartazgo social ante la impunidad y tras un millonario desfalco en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).