AFP . 8 enero
En esta foto de archivo tomada el 1 de noviembre de 2013, el presidente del gigante automotriz japonés Nissan Motor, Carlos Ghosn, anuncia el primer resultado financiero de la compañía que terminó en septiembre en la sede de la compañía en Yokohama, suburbio de Tokio. (Photo by JIJI PRESS / JIJI PRESS / AFP)
En esta foto de archivo tomada el 1 de noviembre de 2013, el presidente del gigante automotriz japonés Nissan Motor, Carlos Ghosn, anuncia el primer resultado financiero de la compañía que terminó en septiembre en la sede de la compañía en Yokohama, suburbio de Tokio. (Photo by JIJI PRESS / JIJI PRESS / AFP)

La ministra de Justicia de Japón, Masako Mori, rechazó el jueves las críticas del empresario Carlos Ghosn al sistema penal japonés y dijo que deseaba que el expresidente de Nissan comparezca ante los tribunales para responder a los cargos en su contra.

"Quiero que se enfrente realmente a la justicia japonesa. Pero huyó, incluso cuando no estaba encerrado y podía ver a sus abogados libremente. Esa actitud es indescriptible", señaló Mori en una rueda de prensa excepcionalmente larga en Tokio.

"En cualquier caso, su fuga es injustificable", continuó.

"Si el acusado Ghosn tiene algo que decir sobre su caso penal, debe presentar sus argumentos abiertamente en un tribunal japonés y aportar pruebas concretas", señaló la funcionaria, sin ocultar la irritación.

Mori añadió que esperaba "sinceramente" que Ghosn "haga todo lo posible para defender su punto de vista en un proceso penal justo en Japón, y que venga a hacerlo en un tribunal japonés".

Mientras esperaba un juicio en Japón por supuesta malversación de fondos, Carlos Ghosn huyó al Líbano a fines de diciembre, rompiendo la prohibición formal de abandonar el archipiélago japonés donde había estado en libertad bajo fianza desde abril pasado.

El miércoles, el franco-libanés-brasileño Ghosn ofreció una conferencia de prensa en Beirut, Líbano, en que criticó pesadamente el sistema judicial japonés como justificativa de su cinematográfica fuga.

"Mi impresión es que no hubo nada convincente ni probatorio durante su conferencia de prensa", dijo Mori.

Según la funcionaria, las declaraciones de Ghosn distorsionan la percepción del sistema judicial japonés, una frase práctica idéntica a la utilizada por la oficina del fiscal de Tokio en un comunicado divulgado al fin de la conferencia en Beirut.