AFP. 5 junio
Empleados públicos marcharon el lunes 3 de junio del 2019, en Tegucigalpa, contra el gobierno del presidente Juan Orlando Hernández.
Empleados públicos marcharon el lunes 3 de junio del 2019, en Tegucigalpa, contra el gobierno del presidente Juan Orlando Hernández.

Tegucigalpa. Médicos y docentes hondureños anunciaron este miércoles la suspensión de las protestas en contra de reformas a la salud y la educación para considerar sumarse al diálogo convocado por el gobierno.

La dirigencia de la Plataforma de Defensa de la Salud y la Educación anunció en una declaración que este miércoles, en lugar de las protestas, se celebrarán asambleas de consulta en cada establecimiento de trabajo "para establecer las condiciones que nos permitan atender el llamado al diálogo" del gobierno.

La decisión fue tomada ante una “cordial invitación” gubernamental a los gremios a una mesa de diálogo que tendrá como propósito “construir un pacto nacional para el mejoramiento del sistema de educación y de salud”.

En su declaración, sin embargo, la plataforma acusó al gobierno de amenazar "de muerte" a la presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa, y de "infiltrar" las manifestaciones con hombres, algunos armados, para provocar disturbios y culpar a los manifestantes.

Luego del anuncio de la organización, médicos y docentes volvieron este miércoles a las labores en los hospitales y en las escuelas, suspendidas hace tres semanas al estallar las protestas.

En Tegucigalpa, médicos y educadores bloquearon en los últimos días calles con piedras, palos y neumáticos encendidos. También se registraron manifestaciones en otras ciudades.

Figueroa denunció la semana pasada el “gran uso” de bombas lacrimógenas por policías en la represión de las protestas.

La Plataforma demandaba la derogación de dos decretos que, a juicio de los dirigentes, privatizan la salud y la educación y facilitan despidos masivos de empleados para remplazarlos por activistas del partido de gobierno.

Marcha de empleados públicos hondureños, el lunes 3 de junio del 2019, en Tegucigalpa.
Marcha de empleados públicos hondureños, el lunes 3 de junio del 2019, en Tegucigalpa.

El domingo, el gobierno firmó un nuevo decreto -publicado en el diario oficial La Gaceta el lunes- que deroga las medidas que generaron el conflicto y llamando a la “mesa de diálogo”, al que se sumará la plataforma.

La Plataforma en Defensa de la Salud y la Educación está integrada por el CMH, de 10.000 miembros, y seis sindicatos de 60.000 educadores, con apoyo de estudiantes y organizaciones sociales.

Honduras ha vivido en las últimas tres semanas un clima de convulsión por las manifestaciones, en algunos casos con saqueos de negocios y quemas parciales de edificios y vehículos, atribuidos por los dirigentes a “infiltrados” de la Policía.