AFP. 20 enero
Un manifestante antigubernamental participó en el bloqueo de una carretera en la ciudad de Basura, sur de Irak, este lunes 20 de enero del 2020.
Un manifestante antigubernamental participó en el bloqueo de una carretera en la ciudad de Basura, sur de Irak, este lunes 20 de enero del 2020.

Bagdad. Centenares de manifestantes antigubernamentales se enfrentaron este lunes a las fuerzas de seguridad iraquíes y bloquearon las calles de Bagdad, determinados a presionar a las autoridades que tenían de plazo hasta este lunes para aportar respuestas a las reivindicaciones del movimiento de protesta.

Este movimiento, que exige desde principios de octubre una renovación del sistema político, quedó eclipsado en las últimas semanas por las fuertes tensiones entre Irán y Estados Unidos.

Para evitar que las movilizaciones perdieran impulso, los manifestantes dirigieron el lunes pasado un ultimátum de una semana al gobierno para que respondiera a sus demandas.

Entre estas figuran un llamado a elecciones anticipadas, una reforma de la ley electoral, la designación de un primer ministro independiente, y el fin de la corrupción, que se ha tragado en 16 años el equivalente de dos veces el producto interno bruto (PIB) de Irak.

También piden el fin del sistema político de repartición de cargos políticos en función de las etnias y confesiones.

Desde el domingo, en víspera de que se cumpliera el plazo, jóvenes protestantes en Bagdad y el sur de Irak empezaron a bloquear carreteras y puentes con neumáticos incendiados

Este lunes reactivaron su acción en la capital, aunque las fuerzas de seguridad actuaron rápidamente, y el Ejército confirmó la detención de nueve personas, y la reapertura de la principal arteria de la ciudad, la segunda más poblada del mundo árabe, con 9 millones de habitantes.

Además de la plaza Tahrir, centro de las manifestaciones, las movilizaciones se desplazaron asimismo a la plaza Tayaran, donde hubo también enfrentamientos con las fuerzas de seguridad y lanzamiento de gases lacrimógenos.

Manifestantes reactivan protestas políticas en Irak

Jóvenes, enmascarados y portando cascos, erigieron barricadas metálicas para rechazar a la Policía antidisturbios. Los enfrentamientos dejaron una veintena de heridos, algunos por bala, según fuentes médicas.

Desde octubre pasado, unas 460 personas han perdido la vida en violencias generalmente vinculadas con la represión de los manifestantes, y 25.000 han resultado heridas, según un recuento de la AFP.

Riesgo de sombra

Pero quienes protestan temieron que su movilización fuera eclipsada por las tensiones entre Teherán y Washington.

Un bombardeo desde un dron estadounidense en el aeropuerto de Bagdad -el 3 de enero- acabó con la vida del general iraní Qasem Soleimani, y generó una réplica con disparos de misiles de Irán contra dos bases iraquíes que albergaban a militares estadounidenses.

Las personalidades políticas del país han multiplicado desde entonces sus llamados en favor de que salgan las fuerzas extranjeras, entre ellas 5.200 soldados estadounidenses.

Los manifestantes temen asimismo que otras manifestaciones, como la organizada el viernes por el líder chiita Moqtada Sadr para exigir la salida de las tropas de Estados Unidos, puedan relegar a segundo plano su movimiento de protesta.

Este movimiento surgió por primera vez en octubre debido a la corrupción, la mala calidad de los servicios públicos, pero luego se extendió a la exigencia de renovar totalmente la estructura del poder.

Los manifestantes, que rechazan cualquier influencia extranjera, lograron una victoria en diciembre con la dimisión del primer ministro Adel Abdel Mahdi. Pero este sigue dirigiendo el país, ya que los partidos políticos no han conseguido hasta ahora ponerse de acuerdo sobre su sucesor.

Un opositor gubernamental recogió una granada de gas lacrimógeno arrojada por la Policía durante un enfrentamiento, este lunes 20 de enero del 2020, en la plaza Tayaran, en Bagdad.
Un opositor gubernamental recogió una granada de gas lacrimógeno arrojada por la Policía durante un enfrentamiento, este lunes 20 de enero del 2020, en la plaza Tayaran, en Bagdad.